La Liga Árabe (LA) llamó ayer a una investigación internacional sobre los supuestos crímenes de las fuerzas israelíes contra las masivas protestas palestinas en la frontera de Gaza con Israel, que provocaron docenas de muertos. Decenas de miles protestaron a lo largo de la frontera de la Franja de Gaza con Israel desde el 30 de marzo, pidiendo que los refugiados palestinos puedan regresar a sus hogares, ahora dentro de Israel. Las mayores manifestaciones coincidieron con el traslado de la embajada estadounidense en Israel de Tel Aviv a Jerusalén el lunes, cuando las fuerzas israelíes mataron a casi 60 palestinos, aseguró la AFP. "Pedimos una investigación internacional creíble sobre los crímenes cometidos por la ocupación", dijo el líder de la Liga Árabe, Ahmed Abul Gheit, en una reunión extraordinaria de los ministros del Exterior árabes en El Cairo, ayer, para hablar sobre estos sucesos. Israel rechazó las críticas sobre la violencia del lunes y contó con el apoyo de EEUU, que culpó a Hamas de las muertes.