Los investigadores de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), en Siria desde el sábado, no han podido acceder a la ciu­dad de Duma por oposición de Rusia y Siria. Moscú alegó "problemas de seguridad" y dijo que se espera que lleguen el miércoles para investigar sobre el presunto ataque químico.

Un alto responsa­ble ruso, en una conferen­cia de prensa en la embajada de Rusia en La Haya, explicó que las rutas que conducen a Duma tenían que ser desmi­nadas. Antes, durante la jor­nada, el director de la OPAQ, Ahmet Uzumcu, declaró en una reunión de urgencia de los Estados miembros del Consejo Ejecutivo que "el equipo no ha sido desplegado todavía en Duma" porque, según explicó, Siria y Rusia habían alegado "problemas de seguridad".

EEUU dijo que sospecha que Rusia pudo haber visitado el lugar de un presunto ataque químico en Duma y habría "falsificado" las pruebas, declaró el embajador estado­unidense ante la OPAQ. "Los rusos podrían haber visitado el sitio del ataque. Tememos que lo hayan manipulado para obstaculizar los esfuer­zos de la misión de investiga­ción de la OPAQ para llevar una investigación eficaz", dijo el embajador Ken Ward.

Donald Trump, quien ordenó los ataques de misiles el sábado contra las fábricas de armas químicas sirias, en operativo con Francia y Gran Bretaña.
Donald Trump, quien ordenó los ataques de misiles el sábado contra las fábricas de armas químicas sirias, en operativo con Francia y Gran Bretaña.

El presunto ataque quí­mico del 7 de abril en Duma –entonces último bastión rebelde– sigue movilizando a las grandes potencias luego que el sábado EEUU realizara un bombardeo coordinado con Francia y Reino Unido contra objetivos sospechosos de almacenar armas quími­cas en Siria.

En presencia de los emba­jadores francés, británico y ruso, Uzumcu declaró en La Haya, sede de la OPAQ, que los "sirios y rusos alegaron problemas de seguridad", según el embajador británico en Holanda, Peter Wilson.

Uzumcu "ha declarado también que el régimen sirio había ofre­cido 22 testigos a los investiga­dores de la OPAQ en Damasco", agregó Wilson durante una conferencia de prensa tras la reunión de la OPAQ, dos días después de los ataques sobre emplazamientos militares del régimen de Bashar al Asad.

¿LA OBSTRUCCIÓN DE MOSCÚ Y DAMASCO?

Moscú, gran aliado del régimen sirio, se comprometió a "no interferir" en el trabajo de la misión, ofi­cialmente invitada por las autoridades de Damasco, que niegan toda responsabilidad en el drama de Duma.

Tras los ataques occidentales se ha retomado la vía diplomática sobre el tema sirio, país devastado desde el 2011 por una guerra que ha provocado más de 350.000 muertos. La delegación de la OPAQ envió a un equipo de expertos al lugar el sábado. En Damasco han mantenido reuniones con respon­sables del régimen, pero no se les dio acceso a Duma. El Kremlin calificó de "sin fundamento" las acu­saciones de que Rusia habría obstaculizado el acceso.

El Reino Unido instó a la OPAQ a "pedir cuentas a los autores del ataque", de lo contrario el mundo correría el riesgo "de otros usos bárbaros de armas químicas en Siria y otros lugares".