Durante meses, Donald Trump se burló de Joe Biden por su cautela ante el coronavirus. Pero con el presidente hospitalizado por precaución tras ser diagnosticado con COVID-19, el candidato demócrata es el único recorriendo el país un mes antes de las elecciones.

Con la votación el 3 de noviembre, es demasiado pronto para predecir cómo la enfermedad del mandatario republicano podría afectar la carrera por la Casa Blanca, una campaña tumultuosa que ya se ha visto trastornada varias veces por acontecimientos históricos.

Pero la ironía del último giro en el enfrentamiento entre los dos septuagenarios no pasó desapercibida para nadie el viernes.

Después de todo, tan solo el martes por la noche, Trump, de 74 años, había redoblado sus burlas a Biden, de 77 años, por tomar demasiadas precauciones contra el virus.

“Yo no uso máscaras como él”, dijo Trump sobre Biden durante el primer debate televisado. “Cada vez que lo ves, tiene una máscara. Podría estar hablando a 200 pies de distancia (unos 60 metros) y aparece con la máscara más grande que he visto”.

Tras declararse la pandemia en marzo, cuando Biden permanecía aislado en su casa de Delaware, Trump lo llamó “Joe El Dormido” y dijo que estaba “escondido” en su sótano, algo que sus seguidores repitieron hasta el infinito.

Lea también: En las últimas 24 horas reportan más de 9.800 focos de incendio

Pero el viernes, Trump fue el que se vio obligado a permanecer en su casa, en cuarentena tras su diagnóstico positivo. Su médico dijo que estaba con “fatiga” pero de “buen humor”.

Mientras tanto, Biden anunció que había dado negativo en las pruebas y abordó un avión con destino a Michigan, un estado clave en el campo de batalla electoral, que Trump se aseguró en 2016.

El exvicepresidente de Barack Obama llegó a la ciudad de Grand Rapids para un evento sobre la economía, pero su discurso, que Biden pronunció con barbijo, claro está, tocó el tema del día.

“Esto no es una cuestión de política. Es un fuerte recordatorio para todos nosotros de que tenemos que tomarnos este virus en serio. No va a desaparecer automáticamente”, dijo, en lo que pareció un golpe a la reiterada insistencia de Trump de que el virus simplemente “desaparecerá”.

Mirá también: La Península de la Antártida registra su año más caluroso en tres décadas, según estudio

“No se trata de hacerse el duro”

Luego, Biden instó a la gente a usar máscaras, lavarse las manos y practicar el distanciamiento social, y agregó: “Sean patriotas. Esto no se trata de hacerse el duro. Se trata de hacer su parte. Usar mascarilla no sólo lo protege a uno sino a quienes nos rodean”.

Sin embargo, se abstuvo de criticar directamente a su oponente y terminó su discurso con cálidos deseos para su adversario.

“Quiero decir que Dios los bendiga, que Dios proteja a la Primera Familia y a cada familia que esté lidiando con este virus, y que Dios proteja a nuestras tropas”, dijo Biden.

Todos los que asistieron al debate del martes en Cleveland, Ohio, habían dado negativo previamente. Pero el virus puede tardar varios días en detectarse en una persona infectada.

Los familiares de Trump llegaron con mascarillas puestas, como los de Biden, pero luego se las quitaron, contó el viernes el periodista moderador del duelo, Chris Wallace.

La primera dama, Melania Trump, también dio positivo por coronavirus, anunció el mismo presidente en Twitter en las primeras horas del viernes.

Biden recién aumentó su agenda de viajes a fines de agosto, después de meses de eventos virtuales desde su estudio en casa, o eventos en persona no lejos de Wilmington.

Durante ese tiempo, Trump recorrió la nación de lado a lado, organizando mítines con cientos de asistentes. Estos se llevaron a cabo principalmente al aire libre, pero la mayoría de los presentes no usaban máscaras.

Cuando faltan solo 32 días para el día de las elecciones, el equipo de campaña de Trump anunció el viernes que sus apariciones serían virtuales o pospuestas hasta nuevo aviso.

Mientras tanto, el equipo de Biden anunció nuevos eventos: su esposa Jill se dirigirá a Minnesota el sábado, mientras que el senador Bernie Sanders, exrival en las primarias demócratas, hará campaña en New Hampshire.

Te puede interesar: Trans Europ Express, el sueño de trenes directos en Europa

Y la compañera de fórmula de Biden, Kamala Harris, estuvo en Nevada el viernes. La senadora de 55 años, que no asistió al debate del martes, ha dado negativo hasta ahora.

“Este virus todavía está muy activo en todo nuestro país, por favor continúen usando una máscara y mantengan el distanciamiento social”, tuiteó.

Harris debe debatir con el vicepresidente Mike Pence el 7 de octubre, de acuerdo con lo previsto. El próximo debate presidencial entre Trump y Biden está programado para el 15 de octubre, pero aún no estaba claro si se llevaría a cabo.

Fuente: AFP

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar