Los suizos decidieron por abrumadora mayoría decir “no” a restringir la inmigración de ciudadanos de la UE, para alivio de los medios empresariales, y votaron a favor de una licencia de paternidad de dos semanas, pues los padres jóvenes hasta ahora solo tenían derecho a uno o dos días.

Los votantes rechazaron por un 61,7% la iniciativa de la derecha populista de la UDC, el mayor partido del país, que denuncia “una inmigración descontrolada y desproporcionada”, y considera que “hay puestos de trabajo amenazados” por el Acuerdo de Libre Circulación de Personas (ALCP) firmado en 1999 con la Unión Europea (UE).

Este resultado es aún más contundente en la medida que la tasa de participación fue muy alta, alrededor del 59% de los habilitados. Para que su propuesta fuera adoptada, no solamente necesitaba una mayoría de votos, sino también la mayoría de los 26 cantones helvéticos.

Lea también: Perú supera los 800.000 casos de coronavirus

Los demás partidos y los medios económicos son claramente favorables a fronteras abiertas con una UE que es el mayor socio comercial de Suiza. Igual ocurre con las regiones fronterizas, muy dependientes de la mano de obra de países vecinos de la UE.

A pesar de que las encuestas sugerían que la propuesta de la UDC estaba condenada al fracaso, el resultado fue el más esperado entre toda una serie de temas sobre los que los suizos tuvieron que votar este domingo.

Sin embargo, el corto triunfo del “sí” en el referéndum del 2014 sobre cuotas de inmigrantes –impulsado por la misma UDC– incitaba a la prudencia.

En 1992, los suizos también votaron “no” a la entrada de su país en el Espacio Económico Europeo, un acuerdo firmado por los Estados miembros de la Comunidad Europea, el antepasado de la UE, y los países miembros de la Asociación Europea de Libre Cambio (AELC), o Acuerdo Europeo de Libre Comercio (EFTA, por sus siglas en inglés). Pero desde entonces, Berna y Bruselas han firmado múltiples acuerdos bilaterales.

Te puede interesar: Colombia expulsa a hijo del expresidente ecuatoriano Abdalá Bucaram

La presidenta de la Comisión europea, Ursula von der Leyen, calificó de “señal positiva” este resultado. “Su voto valida uno de los pilares centrales de nuestra relación: la libertad mutua de circulación, de vivir y trabajar en Suiza o en la UE (...) esto ayuda a consolidar y profundizar nuestra relación”.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar