París, Francia | AFP.

Al menos 450 tiburones de entre 80 cm a 1,50 metros fueron encontrados muertos atrapados en una red de pesca en la costa de Bretaña, en el oeste de Francia, informaron este jueves las autoridades locales.

La alerta fue dada por un barco que descubrió la red de pesca en el área de Sillon de Talbert, donde los tiburones quedaron atrapados junto a manta rayas y otros peces, dijo el alcalde de la localidad de Pleubian, Loïc Mahé.

Después de este descubrimiento “impresionante” y “sin precedentes”, según el concejo municipal, el ayuntamiento llamó a la gendarmería.

Con la ayuda de voluntarios y asociaciones, los servicios técnicos del ayuntamiento lograron liberar los cadáveres de los tiburones.

La operación costó más de 3.000 euros a la alcaldía, que decidió presentar una denuncia ante la gendarmería marítima.

“La red era un peligro para la navegación y el buceo”, lamentó el alcalde, quien denunció un “acto irresponsable”.