Copenhague, Dinamarca | AFP.

El inventor danés Peter Madsen, cuyo juicio por el asesinato de la periodista sueca Kim Wall en agosto de 2017 en su submarino comenzó el jueves, afirmó en el tribunal que la mujer murió por gases tóxicos los que se habrían desprendido luego de lo que calificó como una despresurización.

La caída de presión del aire creó un fenómeno de aspiración que hizo caer el panel de la escotilla atrapando a Wall en el submarino que se llenó de gases tóxicos cuando Madsen se encontraba, impotente, sobre el puente, contó el acusado al tribunal.

Madsen, acusado de haber matado a Kim Wall cuyo cuerpo mutilado admitió haber tirado al mar, se declaró, a través de su abogada, inocente de homicidio en la apertura de su juicio este jueves.