Tegucigalpa, Honduras | AFP

Grupos feministas demandaron este jueves justicia por el asesinato, hace dos años, de la ambientalista hondureña Berta Cáceres, mientras se iniciaba el juicio contra un supuesto autor intelectual del crimen, en la conmemoración del Día Internacional de la Mujer.

“Castigo para los asesinos de Berta”, gritaban más de 400 feministas en una movilización frente a los juzgados penales de Tegucigalpa.

Al interior del edificio, comparecía ante los jueces Roberto David Castillo, presidente de la empresa Desarrollos Energéticos S.A. (DESA), acusado por la fiscalía como sospechoso de ser autor intelectual del asesinato de la coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh).

“Exigimos que se sancione a todos los autores intelectuales del asesinato de Berta”, dijo a la AFP Suyapa Martínez, dirigente del no gubernamental Centro de Estudios de Mujer-Honduras (CEM-H), durante la protesta.

Cáceres fue asesinada el 3 de marzo del 2016 por pistoleros que llegaron a su casa en la comunidad de La Esperanza, al oeste del país.

Nueve personas están detenidas por el caso, incluyendo el presidente de DESA, un militar retirado egresado de la escuela militar estadounidense West Point, en el estado de Nueva York, capturado el viernes anterior a petición de la fiscalía.

La ambientalista tenía medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por las amenazas que recibía de Castillo y otros ejecutivos de DESA por su oposición a la construcción de una represa en un río que baña el territorio de indígenas lenca.

En la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, Martínez denunció que los tribunales penales dejan libre a los acusados de feminicidios.

“Solo termina en sentencia el 2% de los casos de feminicidios que vienen a estos tribunales”, aseguró la dirigente del CDM-H, que recordó que en 2017 se registraron en Honduras 409 feminicidios, menos que los 468 de 2016.