El pleno de la Corte Suprema de Justicia hizo efectiva la suspensión en sus funciones y sin goce de sueldo a los jueces de sentencia de Paraguarí Hugo Ríos, Gerardo Ruiz Díaz y Jorge Giménez, quienes condenaron a un hombre a solo dos años de cárcel con suspensión de la ejecución de la pena, es decir, no pisará la cárcel a cambio de varias reglas de conductas por haber abusado sexualmente de su propia hijastra. Igualmente, la máxima instancia judicial hizo efectiva la suspensión en sus funciones de la agente fiscal Yrides Ávila, quien estuvo al frente del presente proceso penal.

Los ministros calificaron el hecho como grave y es por ello que se decidió en mayoría hacer efectiva la suspensión de los tres magistrados y la agente fiscal sin goce de sueldo, respectivamente. Por su parte, la ministra Miryam Peña votó por la suspensión de los jueces, pero con el 50% de sus salarios.

Los ministros que participaron de la sesión plenaria de la Corte fueron Eugenio Jiménez, Antonio Fretes, Gladys Bareiro de Módica, Manuel Ramírez Candia, Miryam Peña, Alberto Martínez Simón, Carolina Llanes y César Garay. Estuvo ausente el ministro Luis María Benítez Riera, quien se encuentra en el extranjero en una misión oficial de la CSJ.

Asimismo, el martes pasado el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM) resolvió enjuiciar y suspender en sus funciones a los magistrados de sentencia de Paraguarí, quienes habrían actuado de forma irregular en un juicio oral, en el que condenaron a solo dos años con suspensión de la ejecución de la pena a un hombre acusado por abusar sexualmente de su hijastra de 7 años de edad. La resolución del Tribunal de Sentencia generó críticas hacia la actuación de los citados magistrados, quienes utilizaron palabras pocos apropiadas para dar a conocer el argumento de la sentencia sin ajustarse a la ley.