La jueza de Ejecución Mercedes Aguirre unificó la pena a 24 años de cárcel para Aldo Meza, condenado primeramente a 15 años de cárcel más 3 años de medida de seguridad por el secuestro de María Edith Bordón viuda de Debernardi y a 9 años de prisión por el plagio de Cecilia Cubas.

El Ministerio Público solicitó a la magistrada Aguirre la unificación de la condena para Aldo Meza, quien tendrá que compurgar la pena unitaria de 24 años de privación de libertad, que cumplirá el 2 de julio del 2028.

El condenado Aldo Meza podría pedir la libertad condicional desde el 2 de julio del 2020, fecha en que cumplirá las dos terceras partes de la pena y la salida transitoria a partir del 2 de julio del 2026, fecha en que cumplirá la mitad de la pena. En cuanto a la medida de seguridad de tres años, empezará a cumplirla desde el 3 de julio del 2028. Meza seguirá recluido en la Agrupación Especializada.

Por su parte, la defensa del condenado analizará la resolución de la jueza de ejecución y apelará la determinación adoptada por la citada magistrada.

Diez de los condenados por el plagio de Cecilia Cubas, ocurrido el 21 de setiembre del 2004, ya pidieron su libertad transitoria y redención. Cinco de ellos tenían audiencia, pero fueron suspendidas a pedido de los abogados de la familia Cubas, mientras que otro está por purgar su pena.

El abogado Andrés Casati es el representante legal de la senadora Mirta Gusinky, madre de Cecilia Cubas. El citado profesional igualmente analizará los demás pedidos de libertad transitoria que han solicitado los otros sentenciados.