El Tribunal de Apelación de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) confirmó -hoy jueves 14 de junio- la rebeldía y orden de captura nacional e internacional contra el ex jugador argentino naturalizado paraguayo, Jonathan Fabbro.

La disposición ya había sido dictada por el Juez Paublino Escobar, el pasado 24 de enero de este año.

La orden es debido a que sobre Jonathan Fabbro existen actualmente dos acusaciones de presunto abuso sexual que datan de los años 2015 y 2017.

La primera tiene relación con un supuesto abuso sexual contra una niña de apenas 11 años, que sería familiar suya y que habría ocurrido hace varios años, en Buenos Aires, Argentina.

La otra tiene que ver con una denuncia que se radicó en nuestro país, en donde la fiscala Carla Rojas, de la zona barrial 2 de Asunción, también elevó una denuncia formal contra el futbolista por supuesto caso de abuso contra otra menor.

Por los citados casos, el ex jugador permaneció recluido en una penitenciaria mexicana, desde el pasado día 20 de diciembre hasta los primeros días de mayo, cuando se concretó su extradición a la Argentina.

Actualmente, Fabbro se encuentra en prisión preventiva en la Argentina.

La justicia argentina encontró a Fabbro “autor penalmente responsable del delito de abuso sexual con acceso carnal y gravemente ultrajante, agravado por haber sido perpetrado por persona con parentesco por afinidad y encargada de la guarda”. Agrega que el hecho fue cometido de forma reiterada.