La agente fiscal Zunilda Ocampos Marín imputó por estafa a los abogados Celso William Espínola Maldonado y Nicolás Delgado Leite, quienes se hicieron pasar por representantes de marcas y cobraron 25 mil dólares a un comerciante. El hecho data del años 2012, año en que ambos abogados le facilitaron licencias y autorizaciones para importar productos de la marca BEN 10, falsos.

Espínola Maldonado y Delgado Leite son acusados de estafa y hecho punible contra la prueba de documentos Los mismos le ocasionaron una pérdida de 70 mil dólares a Pradeep Kumar Velayudhan, ya que el Ministerio Público incautó el contenedor de mercaderías del comerciante por carecer de documentos.

Antecedentes

Los profesionales del derecho utilizaron documentos no auténticos para hacerle creer al afectado que eran representantes de la marca Caarton Netwook y que podrían facilitarle las licencias para la importación de los ítems.

El comerciante declaró ante la Fiscalía, que ambos se presentaron en su oficina a ofrecerle autorización para exportar, argumentando ser abogados de un prestigioso estudio jurídico y que tenían la representación de la marca.

El 27 de enero de 2012, le entregaron un poder de título con membrete de la marca Caarton Netwoord y le cobraron a la suma de 15 mil dólares americanos. Firmaron en el acto recibos de dinero, según obra en carpeta fiscal. El resto del dinero Pradeep Kumar debía pagar en forma fraccionada.

Posteriormente, el 15 de enero de 2014, el hombre pagó otros 10 mil dólares americanos, a fin de que pueda realizar la importación de los artículos a Paraguay. Sin embargo, en agosto de ese mismo año, el denunciante intentó ingresar al país el primer contenedor con las mercaderías, cuyas marcas supuestamente le habían autorizado, pero fue retenido tras un procedimiento realizado por el entonces fiscal de Marcas, Diego Zilbervarg.

El contenedor fue individualizado como GESU 646052, que transportaba los juguetes BEN 10. Al ser requeridos por los papeles pertinentes, Kumar Velayudhan presentó lo que les habían entregados los abogados. Grande fue sorpresa cuando los intervinientes le indicaron que dichos documentos carecían de valor jurídico y comercial.

El cargamento, valorado en 45 mil dólares, fue incautado por la representación pública. Según la investigación encarada por el Ministerio Público, la operación fraudulenta le ocasionó una pérdida de 70 mil dólares a Pradeep Kumar.

La Fiscalía accedió a tres escritos profesionales, dos firmados por el abogado Espínola Maldonado, por los cuales supuestamente autorizaba a la firma Vini S.A., propiedad de la víctima, a importar y despachar los artículos mencionados. El tercer papel lleva la firma de Delgado Leite, dirigido al administrador de Aduanas de Puerto Fénix, solicitando la liberación de las mercaderías.

La fiscal Zunilda Ocampos solicitó cuatro meses de plazo para formular el requerimiento conclusivo, detallando en su acta que se encuentran pendientes algunas diligencias, como ser la respuesta a los oficios remitidos a la Dirección General de los Registros Públicos, sobre la inscripción de poderes. También se ordenaron pericias de las firmas obrantes en los documentos incautados.