En principio, la jueza Jennifer Insfrán decretó la remisión al penal de Tacumbú de Ulises Núñez, autor confeso del asesi­nato de Natalia Silveira, quien fue imputado por feminicidio el sábado 14 por la fiscala Liz Recalde. Finalmente, por falta de espacio en Tacumbú, fue remitido al penal de Embos­cada. El defensor público Juan Martínez asistió ayer a Núñez, quien estará recluido por un plazo de 15 días, espe­cíficamente, en el lugar de admisión y sin ningún con­tacto con otros internos. "Ulises me dijo que tenía mucho miedo y pidió que se le envíe a otro lugar para que esté separado de otros inter­nos", sostuvo Martínez.

Por otro lado, el abogado de reos pobres dijo que la inves­tigación tiene una etapa ini­cial de 6 meses, plazo en el que Núñez puede aportar algo. No obstante, hasta el momento, el mismo se abstuvo a declarar.

TIENE MIEDO Y ESTÁ ARREPENTIDO

Al ser consultado sobre cuál es el temor de su defendido, Martínez precisó que "teme que los internos atenten con­tra su vida" y agregó que sabe que cometió un hecho muy grave y está arrepentido. "Solo estuvo en contacto con su hermana, quien le visitó en su lugar de reclusión", finalizó el defensor.

ANTECEDENTES

En la madrugada del miérco­les pasado fueron hallados el cuerpo y vehículo de Natalia Silveira, totalmente calcina­dos, en el barrio San José de San Lorenzo. Tras cometer el crimen, Ulises huyó a Argen­tina y desde allí, en conver­sación exclusiva con la 970 AM, confesó el crimen. En la madrugada del sábado se entregó en Puerto Falcón. El mismo ya fue imputado por feminicidio, cuya pena puede ir de 10 a 30 años de cárcel.