El abogado Diego Tuma, en represen­tación de Tobías Var­gas, presentó una demanda por daños, perjuicios y pér­dida de chances contra el club Sportivo Luqueño y su presi­dente, Walter Benítez, por la cual se reclama la suma de G. 12.100 millones.

La demanda fue presen­tada ante el juez en lo Civil y Comercial de Luque, Alexis Vallejos, quien tras la admi­sión deberá correr traslado a los demandados para que con­testen la acción judicial.

El pasado 16 de setiembre del 2017 se enfrentaron Spor­tivo Luqueño y Cerro Por­teño, partido que terminó con triunfo de 3 a 2 a favor de este último. En dicho partido se produjo una jugada desafor­tunada para el arquero Tobías Vargas, que dio lugar al 1 a 1 parcial.

Walter Benítez, titular auriazul.
Walter Benítez, titular auriazul.

Posteriormente, el presidente del Sportivo Luqueño invo­lucró al arquero en apuestas deportivas, diciendo que Var­gas apostó contra su club G. 50 millones.

Como medida de castigo, lo enviaron a la reserva del plantel. Además, lo hicieron pasear en el móvil del club con las puertas abiertas por toda la ciudad de Luque para que sienta la "vergüenza pública".

ARRUINÓ SU CARRERA

Lo ocurrido terminó con la carrera prometedora del guardavallas, quien tenía 26 años al momento de lo ocu­rrido.

A través de un cálculo mate­mático, se determinó el monto mínimo que hubiera percibido Vargas en caso de que su carrera hubiera con­tinuado normalmente, señala parte de la demanda.

"Mi cliente no pudo firmar su contrato con un club mexi­cano por las declaraciones hechas por el titular del Spor­tivo Luqueño y a raíz de ello el club de México canceló el contrato. Actualmente, mi representado se encuentra en México jugando en un club amateur", señaló el represen­tante legal de Vargas.