Luis Vergara, el abogado querellante en el caso Rodrigo Burgos, dijo que se realizó la gestión para reflotar una denuncia policial-judicial realizada en el año 2012, en la que la madre biológica del jugador denunció a este por agresión.

"Solicitamos al juzgado de Itacurubí de la Cordillera que remita los antecedentes de ese caso, que ocurrió en el año 2012 y que demuestra la tendencia violenta del imputado. El caso fue publicado en su momento por el diario Popular", declaró Vergara.

El abogado indicó que el antecedente es clave para demostrar el carácter agresivo del jugador, que quedó patentizado en diversos episodios que mantuvo con su esposa, Lucía Aguilera, quien denunció golpizas y tortura sicológica. En contacto con periodistas, la mujer sostuvo que un hombre que golpea a su propia madre, revela de por sí su condición de agresor, remarcó.

"El tiene esa denuncia de haberle pegado a su propia mamá. En uno de los casos, teniéndole en mis brazos a mi bebé, me golpeó y golpeó a su propia hija", reveló Aguilera. La mujer rememoró que después de agredir a su propia madre, Burgos emigró a Bolivia, donde estuvo varios meses sin trabajar. "En ese tiempo, yo le mantuve", explicó.