Los integrantes de la Cámara de Apelacio­nes, Arnulfo Arias, Emiliano Rolón y Cristo­bal Sánchez, confirmaron las condenas de Mario José Marecos Silvera a 28 años; Julio César Agüero Ojeda a 25 años; Ruth Elena Martínez a 20 años; Carlos Alberto Pare­des Rolón a 15 años y José Domingo Marecos Galeano a 11 años. Asimismo, fueron ratificadas las penas de Sil­via Agüero a 8 años y Mer­cedes Silvera de Marecos a 4 años. Todos sentenciados por la incautación de 4.479 kilos de marihuana que iba oculta en un camión que se dirigía a la Argentina.

Los camaristas sostuvieron que "no se hallaron vicios o alguna deficiencia que ame­rite la nulidad del fallo recu­rrido, por ello, corresponde confirmar la resolución de primera instancia en todas sus partes". En primera ins­tancia, las juezas Alba Gon­zález, Mesalina Fernández y Gloria Hermosa, condena­ron a las siete personas por narcotráfico, en el marco de la investigación por la incau­tación de casi media tone­lada de marihuana en julio de 2013, en Mariano Roque Alonso.

La acusación de la fiscala Zully Figueredo señala que los detenidos forman parte de un clan familiar que se dedicaba al tráfico de drogas a la Argentina y que a través de un seguimiento que lle­varon a cabo agentes de la Secretaría Nacional Antidro­gas (Senad) se llegó hasta el cargamento que tenía como destino el vecino país.

Con la captura de Mario Marecos se pudo identifi­car a los otros miembros de la banda, que era liderada por José Domingo Mare­cos, a quien al poco tiempo de ser encerrado en la cár­cel le detectaron enferme­dades crónicas que lo deja­ron postrado, por lo que tuvo que seguir a juicio a través de videoconferencia.

Ahora los abogados de los con­denados deberán analizar si recurren a la sala penal de la Corte Suprema de Justicia, para tratar de revertir la con­firmación de la condena con­tra las sietes personas.