Este viernes, el suboficial mayor Darío Ayala González protagonizó un accidente de tránsito a bordo de una camioneta Toyota Land Cruiser que se encuentra a nombre del empresario Gonzalo Faccas. El oficial impactó contra otro vehículo que estaba en frente.

Lo llamativo del caso es que aparentemente el uniformado estaba fungiendo de chofer del empresario Faccas, quien al ser consultado al respecto primero se hizo del desentendido y luego, cuando se le interrogó del porqué un oficial estaba conduciendo su vehículo, cortó la llamada.

Lea también: Abogados de la EBY tratan de “parcialista” a jueza que ordenó entrega de información

Según los datos recogidos en la denuncia del accidente que fue realizada ante la Comisaría 10ª, la persona afectada relató que se encontraba al mando de su vehículo esperando avanzar, cuando en un momento dado sufrió un impacto en la parte trasera de su rodado por parte de la mencionada camioneta, al mando del oficial Ayala González.

Se trata de una camioneta de la marca Toyota, modelo Land Cruiser. Incluso, según el reporte policial, el uniformado, que presuntamente se desempeñaba como chofer, en ese momento portaba una placa de policía y en la denuncia hizo constar que era funcionario público. Por otro lado, el vehículo de la víctima sufrió rayaduras y abolladuras en la parte del paragolpes.

Mirá también: Influencias de Samaniego en IPS siguen desafiando a la ciudadanía

Este medio también intentó comunicarse con la jefa de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, la Cria. María Elena Andrada, para conocer más detalles sobre las funciones que debe prestar el policía involucrado en el hecho, pero la misma no respondió a las llamadas ni respondió los mensajes. El uniformado pillado en servicio privado percibe un salario de G. 8,8 millones mensuales en el Estado.


Dejanos tu comentario

12H

Cientos de paraguayos viajan a EEUU para acceder a las vacunas contra el COVID-19, ¿qué opina al respecto?

Click para votar