POR ROSSANA ESCOBAR M. ,rossana.escobar@gruponacion.com.py

Mientras el aumentazo de los 2.000 funcionarios sigue siendo polémica en los medios, en Salud Pública, sigilosamente, aplican otro método para premiar con sueldazos a los amigos. Es así que Nidia Raquel Pereira, quien hasta enero pasado estaba en la Secretaría de la Función Pública, pegó el gran salto al cambiarse de institución.

Consiguió su traslado al ministerio en febrero último y gracias a este pase sube un 70% su salario base. Pereira vino de la mano de la directora general de Recursos Humanos de Salud, Rossana Gómez de la Fuente, conocida por sus influencias de llevar amigas a la institución.

Por lo visto, en Salud hay plata cuando se trata de los amigos. Primero, Pereira se fue comisionada a la cartera sanitaria y, en febrero, el ministro Julio Mazzoleni firmó su pase definitivo. En la Función Pública tenía salario de G. 6 millones, según la planilla publicada en el portal de esta institución, y al instalarse en el ministerio su sueldo base subió a G. 10.200.000.

De hecho, Pereira venía cobrando en Salud Pública el doble de su salario base en la Secretaría de la Función Pública. En su entidad de origen percibía G. 6 millones y en el ministerio G. 13 millones gracias a horas extras y otras bonificaciones, según se puede ver en planilla.

Ahora, con su nuevo salario base, el ingreso global mensual de la mujer rondará los G. 18 a 19 millones.

Pero lo más alevoso es que en Salud crearon un cargo exclusivo para la funcionaria y además cobra una categoría que no ejerce. Mazzoleni, el 27 de diciembre del 2018, designó como “coordinadora general de Recursos Humanos” a Pereira, puesto que no existía en la institución.

Pero además, el ministro le designa la categoría salarial de director, cuando la funcionaria no ejerce esta función. Es decir, ella es coordinadora, pero cobra como directora.

En la institución señalaron que en realidad la mujer no tiene la representación legal del ministerio, no puede firmar instrumento público, no maneja planilla de presupuesto, pero aún así le asignaron esta categoría salarial.

COORDINA A LOS DIRECTORES

La directora de Planeamiento de RRHH de Salud, Ana Ferreira, confirmó que Pereira es “coordinadora general de RRHH”.

Sobre la función que desempeña la mujer, Ferreira dijo: “Nos coordina a todos nosotros, coordina todas las direcciones de RRHH”. Señaló que Pereira tiene gente a su cargo e incluso que ella está por encima de los directores.

La directora de planeamiento refirió que hay 4 direcciones en RRHH. Primero la directora general, de quien dependen estas direcciones, y en el medio le pusieron a Pereira para “coordinar las direcciones”. Esta es la explicación lógica que dio Ferreira sobre la privilegiada que migró de la Función Pública.

Consultada sobre el porqué del sueldo de director a un coordinador, Ferreira pidió hablar con la directora general, Gómez de la Fuente. Intentamos comunicarnos con la jefa máxima, pero no atendió a nuestras llamadas.

IRREGULAR

En Salud se olvidaron del artículo 82 del Decreto Nº 1.145/2019, reglamentario de la Ley de Presupuesto, que dice: “Cargos vacantes para movilidad laboral. No será necesario aplicar los procedimientos dispuestos en el artículo anterior cuando el anexo del personal de la entidad de destino cuente con cargos vacantes disponibles con la categoría presupuestaria, cuya asignación sea similar, equivalente o superior hasta el 20% de la categoría que ocupaba en la entidad de origen, en los cuales podrá ser ubicado el personal, sin pérdida de la antigüedad y estabilidad adquiridas al no haber interrupción del servicio prestado al Estado, explícitamente establecida en la resolución de aceptación en la entidad de destino”.

Como puede leerse, los traslados definitivos sin líneas presupuestarias pueden realizarse siempre que la nueva categoría a ser asignada a la funcionaria no supere el porcentaje de 20%. Significa que puede otorgarse una nueva categoría con un pequeño aumento, pero este aumento no debe superar el 20%. Sin embargo, para Pereira, que precisamente proviene de la Secretaría de la Función Pública, al parecer no rige esta regla, ya que al cambiarse de ente aumentó un 70% su sueldo.

SUELDAZOS ENTRE AMIGAS

Ya es normal la repartija de privilegios en el primer anillo de Mazzoleni. Cabe recordar que las amigas y compañeras en la Senavitat de la directora general de Recursos Humanos, Rossana Gómez de la Fuente, fueron ubicadas en Salud y en tiempo récord se favorecieron con aumentazos. Ellas son Gilda Teresa Espínola y Carolina Cáceres Lucey.

Espínola es asesora del gabinete de Mazzoleni; de G. 11.300.000 que percibía hasta diciembre del año pasado, en enero pasó a cobrar un salario base de G. 13.000.000. La mujer ingresó como funcionaria de Salud Pública con el nuevo gobierno y se instaló como directora del Senepa, dependencia que utilizó como trampolín para convertirse en asesora de gabinete. Con el incremento, su ingreso mensual asciende a G. 19,2 millones.

Carolina Cáceres Lucey, también asesora de gabinete, en 4 meses subió su sueldo de G. 10.152.000 a 13.000.000.

Nidia Raquel Pereira, funcionaria que migró con sueldazo a Salud Pública.
Nidia Raquel Pereira, funcionaria que migró con sueldazo a Salud Pública.
Resolución por la cual el ministro Mazzoleni le asigna categoría salarial de director a la coordinadora Nidia Raquel Pereira.
Resolución por la cual el ministro Mazzoleni le asigna categoría salarial de director a la coordinadora Nidia Raquel Pereira.