POR DORIE CLARK

Construir confianza con losconsumidores puede ser desafiante, eso es especialmente cierto siestá tratando de lanzar una nueva empresa en línea. ¿Cómo puedeconstruir confianza de inmediato?

Conforme investigué para minuevo libro “Entrepreneurial You”, descubrí tres estrategiasque le permitieron a los líderes del marketing en línea construirrelaciones basadas en la confianza y el respeto con susconsumidores. Sus lecciones pueden brindar un marco útil:

1. Abrace la transparencia.

Cuando Pat Flynn, quien ahoradirige un exitoso blog y podcast denominado Smart Passive Income,comenzó a investigar el marketing en internet, juró compartir consus lectores todo lo que sabía, sin retener las partes esencialespara los consumidores que pagan. Fue pionero del ahora popularconcepto de publicar reportes mensuales de ingresos, detallando susentradas y gastos, porque “para que realmente les demostrara a laspersonas que esto funciona, necesitaba mostrarle a la gente cuántodinero estaba ganando”. Este nivel de transparencia ha creado unagran confianza con su audiencia.

2. Conecte con aquellos enquienes ya confían.

Otra forma de construirrápidamente confianza con los consumidores consiste en conectar yganar el respaldo de personas a quienes ellos ya respetan. Esa fuela estrategia de Derek Halpern. En el 2006, lanzó una exitosapágina de chismes de celebridades, pero ese ámbito no era supasión. Por ello, cinco años más tarde, construyó SocialTriggers, un sitio web dedicado al marketing y la psicología.Halpern se acercó a prominentes blogueros de temas empresariales,que ya eran grandes nombres en el nicho que ahora él buscabahabitar. “Me acerqué a las personas que dirigían blogscon la audiencia a la que yo quería llegar y les dije: ‘Hey,estás perdiendo algunas conversiones (de visitantes del sitio asubscriptores). Creo que puedo ayudar’”. Halpern pidió unavideollamada en la que pudiera ofrecerle a los blogueros algunosconsejos gratuitos de marketing para sitios web. “Les pedí quegrabaran el video. Si mis consejos les funcionaban, les pedía quelo publicaran”. Al ofrecer consultoría gratuita, Halpern tuvo laoportunidad de llevar su mensaje a las grandes audiencias de losblogueros. Los videos fueron un hit.

Codesarrolle sus productos y servicios.

Danny Iny lanzó suprimer curso en línea en el 2010, y vendió solo una deprimentecopia. Él juró no permitir que eso se repitiera. Para el siguientecurso que esperaba desarrollar, Iny envió un correo electrónico aalgunos miles de personas, ofreciendo 50 espacios en un programapiloto. Podrían entrar al curso a un costo reducido y recibir másacceso personal a él, a cambio de brindar retroalimentaciónmientras él desarrollaba el material en tiempo real. El piloto parael nuevo curso, que había surgido a partir de las solicitudes delos consumidores, se vendió por completo.

El marketing algunas veces es estereotipado como la tierra de losengaños y los merolicos. Pero esos, por supuesto, son lasexcepciones. Su presencia suele obscurecer las inteligentesinnovaciones que han introducido muchos expertos emprendedores enlínea, y pueden tener aplicación para cualquier negocio –enlínea o fuera de ella– que busca construir relaciones deconfianza con los consumidores.

(Dorie Clark enseña en la Fuqua School of Business de DukeUniversity).