• POR LUIS IRALA

En su primer ataque ya marcó el cuadro ecuatoriano. Apenas 6 minutos y una gran palo­mita de Mauro Da Luz puso en ventaja al 9 de Octubre. El conjunto local se agrandó luego del gol, prevaleció con su toque fino y pareció que la segunda conquista llegaría en cualquier momento, sin embargo, el domino fue insu­ficiente y el marcador no varió en la fracción inicial.

En la complementaria se produjo la gran levantada de Guaireña. Casi al inicio un pelotazo para Villagra derivó en penal del arquero Pinos que Mario Otazú lo cambió por gol y esa conquista forta­leció el espíritu de los villarri­queños. El equipo paraguayo se fue decidido en busca del segundo tanto, que lo consi­guió nuevamente por medio de Mario Otazú, con golpe de cabeza.

En el mejor momento de Guaireña, el local encontró el empate, por intermedio de Stephens. Sin embargo, los paraguayos no se amilanaron y en tiempo de adición Milton Maciel logró el tercer tanto que deja con vida a Guaireña en la Copa Sudamericana.

Dejanos tu comentario