Todo se reduce a este momento. Un año de trabajo y de sortear instancias en casa y fuera de ella tendrá su corona­ción esta tarde cuando Independiente del Valle y Colón de Santa Fe se citen con la historia en La Nueva Olla y vayan por su primera estrella internacional.

Ambos equipos llegan a la gran final luego de eliminar a potencias sudamericanas y sorprendiendo a todo el con­tinente. El equipo ecuato­riano dejó en el camino nada menos que al Corinthians, al que derrotó por 2-0 en el mis­mísimo Arena Corinthians; mientras que Colón consi­guió su boleto al juego deci­sivo en el mítico Mineirão, donde desde la tanda de pena­les tumbó a uno de los gran­des de Belo Horizonte.

Pero el toque épico e his­tórico no solo lo dan los finalistas, sino también el recinto donde lucharán por el título, ya que el estadio Gral. Pablo Rojas se consti­tuye en el estadio en alber­gar la primera final única de la historia en torneos de la Conmebol a nivel de clubes.