Libertad empezó de gran forma el segundo semestre del año. Goleó a San Anto­nio de Juan León Mallor­quín por la Copa Paraguay. Ahora tiene la mirada fija en el cotejo del domingo ante San Lorenzo en la Ciudad Universitaria.

El “cenizo-Pájaro” Édgar Benítez, autor de uno de los goles ante el equipo del inte­rior, quien sirve de transpor­tista a Iván Franco, le lleva y le trae a su casa para los entrenamientos. Además, fue claro: “El resultado abul­tado parece decir que el par­tido fue fácil, pero no. Com­plicó el rival, pero tenemos jugadores desequilibrantes. Está el caso de Iván Franco, que es muy bueno. Soy su chofer particular y me tiene que pagar el sueldo”, explicó entre risas el delantero.

Indicó que “todos le dicen que está en el interés de un equipo grande de Europa (París Saint Germain), pero mantiene la tranquilidad.

Cuando le hablé me dice que todo está a cargo de su repre­sentante, pero antes de irse quiere salir campeón con Libertad. Tenemos un gran equipo y vamos en búsqueda del título. Jugaremos en San Lorenzo, donde nada será fácil, y deberemos esforzar­nos al máximo”.