Salvador, Brasil. AFP

El favorito Brasil sufrió su primer traspié en la Copa América 2019, de la que es anfitrión, al empatar 0-0 con una volun­tariosa Venezuela este mar­tes en Salvador (noreste), un resultado que pone al rojo vivo la definición del Grupo A el sábado.

“La Seleção tiene la obliga­ción y la Vinotinto la ilu­sión”. La frase la lanzó Rafael Dudamel en la previa del partido en la Arena Fonte Nova, y así resultó en el desa­rrollo de los 90 minutos.

Venezuela trabajó para no perder y a Brasil le costó ganarle. Además, el VAR no estuvo de lado de la Cana­rinha.

Dos goles, uno de Gabriel Jesús, a los 60 minutos, y otro de Philippe Cou­tinho, a los 86, fueron anu­lados a instancia del VAR, en ambas situaciones por fuera de juego de Roberto Firmino.

Con este resultado, Brasil y Perú, que venció 3-1 a Bolivia en el Maracaná en el primer partido de la segunda jor­nada de la llave, lideran con 4 puntos el grupo. Venezuela es tercera con 2 y Bolivia es cuarta sin unidades.

La tercera y última fecha de la llave se disputará el sábado con los partidos Bra­sil-Perú en San Pablo y Boli­via-Venezuela en Belo Hori­zonte, ambos a las 15:00.

Brasil lo intentó, controló el juego, fabricó las situaciones de gol, pero Venezuela resistió, supo sufrir y mostró por qué se le mira ahora con más respeto.