Con la alegría de haber ganado el clá­sico todavía latente, Olimpia sale hoy a buscar no solo su clasificación a los octavos de final de la Copa Libertadores, que es lo pri­mordial, sino también ase­gurarse la primera posición del Grupo C, algo que le dará la ventaja de enfrentar a un segundo en la siguiente fase.

Para que esto ocurra, la situación es senci­lla: debe ganar. Derro­tando a la Universi­dad de Concepción en Chile, el Franjeado será inalcanzable en la cima de su grupo y la clasificación como puntero estará en el bolsillo.

La misma base del superclásico, con el ingreso de Alejan­dro Silva por el juve­nil Hugo Quintana, es la que sale en busca de una vic­toria en Chile por Liberta­dores seis años des­pués de la ú l t i m a vez que lo consiguió. En la Copa del 2013, año en que llegó a la final, Olimpia también fue a bus­car la clasificación a octavos a tierras chilenas y lo consiguió derrotando 1-0 a la Universi­dad de Chile con gol de Richard Ortiz.

La “U. de Conce” llega al juego de esta noche tras conse­guir el fin de semana una victoria por el torneo local ante Iquique, con equipo alternativo, que lo alejó de los últimos puestos de la tabla. Jugando en casa todavía no ha caído en esta edición de la Liber­tadores. El paraguayo Gustavo Mencia no es tenido en cuenta, ya que fue expulsado en la fecha pasada ante Cristal.