Por Martín Villagra, periodista, martin.villagra@gruponacion.com.py

De chico jugó al fútbol en escuelas de barrio. Practicó en Olimpia y en formativas de Cerro Corá. La posibilidad de ir más allá quedó en el intento. Daniel Farrar quería seguir en las canchas. Estudió para entrenador. Le va bien y a sus 32 años disfruta del primer gran logro: hizo campeón a River Plate de la Intermedia. Hubo que sufrir al extremo en un torneo duro en el que cualquiera le gana a cualquiera. Cuando faltaba poco se complicó todo. Tres derrotas más un empate pusieron en jaque el ascenso y el título.

“Salir campeón en cualquier categoría es muy difícil. Solamente le toca a uno y la Intermedia es una categoría complicada. La temporada fue larga. Íbamos partido a partido tras el objetivo. Enfrentamos a equipos buenos y duros. Otros con poder económico grande. Soportamos muchos viajes”, dijo a La Nación Daniel Farrar.

El técnico cumplió un segundo ciclo exitoso en el Kelito. El primero había sido en primera división en el 2016. Consiguieron algunos resultados, pero no se pudo permanecer.

Este año recibió apoyo total: dirigencia, jugadores e hinchada. Conocer el club fue un plus para ascender y campeonar.

Sobre el final parecía que todo se venía abajo. Había que poner todo, como aquella vez que la comitiva quedó varada y tuvieron que ir a dedo hasta Coronel Oviedo y jugar un partido.

“Veníamos de una campaña impecable, inclusive nuestro partido de Copa Paraguay lo ganamos a un equipo de primera (Independiente CG) con resultado abultado y buen juego. El campeonato de la Intermedia es mucho más complicado. Esa seguidilla de partidos sin lograr la victoria fue lo peor. Perdimos por 2-1 contra Fernando de la Mora, fue frustrante. Cambiamos el chip. Una de las mejores semanas de trabajo fue en la previa al partido contra Liberación. Confiamos en los jugadores y cuando llegó el campeonato, lo disfrutamos muchísimo. Lo trabajamos todo el año. Fuimos el equipo más regular. Siempre estuvimos en zona de ascenso. Era una obligación salir campeones”, recordó Farrar.

La dirigencia de River Plate prometió al plantel y cuerpo técnico ponerse al día con los premios. Sigue la espera, pero el tiempo está acordado. El DT tiene arreglo de palabra, espera firmar contrato y ser confirmado para el 2019.

“Estoy logrando mis objetivos muy rápido. Unos de los primeros era ser entrenador. Ya logramos un título con todo mi cuerpo técnico a los 32 años. Quiero seguir creciendo sin saltar etapas para posteriormente dirigir a los equipos grandes de Paraguay, la selección y poder trabajar en un equipo del exterior”, añadió el adiestrador.

HORACIO ALMADA

El plantel de River tuvo varios ejemplos de superación. Uno de ellos es el arquero Horacio Almada, quien no escucha al 100%.

“Dirigir a Horacio fue muy lindo. Sabíamos sus condiciones. Fue un pedido exclusivamente mío. Lo habíamos conocido cuando jugaba en Yegros. Sus atajadas también hicieron que seamos campeones”, reconoció el técnico.

NILDO VIERA

Nildo Viera fue goleador del equipo y de la Intermedia. “Sabíamos su capacidad. Lo tuve en mi primera experiencia en River, siempre fue un jugador grande y potente. Es difícil encontrar goleadores. Se acopló casi al final porque tenía una oferta. Sus goles nos salvaron y nos hicieron un gran equipo”, agradeció el DT.

RODRIGO TEIXEIRA

“Rodrigo Teixeira cumplió 40 años con nosotros. Traerlo fue uno de mis mayores aciertos. Es un ejemplo a seguir. En los trabajos le ponía ganas a la par de todos. Era motivante para los jóvenes”, valoró Farrar.

MOTIVA ENFRENTAR A CERRO PORTEÑO

El plantel de River Plate se mantiene y está motivado para enfrentar a Cerro Porteño por los octavos de final de la Copa Paraguay. Hay algunos lesionados que se están recuperando. Los entrenamientos siguen día de por medio después de un desgaste importante al final de la Intermedia. Está el factor económico, con todo lo que implica entrenar diariamente. No obstante, las actividades se regularizarán en la semana previa al partido, es decir, antes del 23 de octubre.

“Un gran partido para nosotros. Realmente Cerro era uno de los equipos al que quería enfrentar. Es un torneo nuevo que te permite esta chance, que haya juegos entre equipos de diferentes categorías”, reflexionó Farrar.