POR DANIEL ARÉVALOS, periodista, daniel.arevalos@gruponacion.com.py

Sol de América ganó con lo justo a Capiatá en un partido que tuvo un tiempo para cada equipo, con la diferencia de que el danzarín fue mejor en el primer tiempo, aprovechó y concretó. Los capiateños fueron los dominadores del juego en la complementaria, pero no pudieron conseguir al menos la paridad.

Muy temprano Sol consiguió el gol, pues con una buena jugada por izquierda “Mingo” Salcedo, quien recuperó el balón con pase largo para Vargas, este dio un pase atrás para la definición del zaguero Iván Villalba, quien siendo defensor acompañaba el trabajo ofensivo de su equipo.

Luego del gol, Capiatá ajustó un poco más la marca en el mediocampo y generó algunas jugadas en ataque, pero sin mucha claridad. “Sa-Sa” estuvo apagado una vez más cuando todos esperaban que marque un tanto para superar la marca de Hernán Rodrigo López y ser el goleador histórico del fútbol paraguayo. Sin embargo, el delantero participó poco de las acciones ofensivas porque la defensa de Sol estuvo bien parada. Impecable los zagueros Acuña y Portillo, bien complementados por Recalde y Villalba.

Sol sufrió el segundo porque casi ya no atacó por la presión que imprimió Capiatá en busca del empate. Se limitó a contragolpear en algunas ocasiones, pero sin quebrantar mucho al arquero Silva.

El equipo, por su parte, buscó por todos los medios llegar al gol, tuvo varias situaciones, pero fueron infructuosas por la excelente actuación del portero Rubén Escobar, gran responsable del triunfo de su equipo.