Llega la semana en la que los tres equipos paraguayos que siguen en competencia en la Copa Sudamericana se jueguen su pase a los octavos de final. Sol de América, General Díaz y Nacional deben disputar sus encuentros de vuelta, en el exterior y con la obligación de conseguir el triunfo en el caso de los dos primeros, en Montevideo y Bogotá, mientras los albos, con un empate en Río de Janeiro, estarán en otra etapa.

Los solenses empataron sin goles ante el Nacional de Montevideo en el estadio de los Defensores del Chaco. No hicieron goles y tampoco recibieron, por lo que un empate con goles o mejor, una victoria, servirá para conseguir el pasaporte a la fase siguiente. Fernando Ortiz corrigió la indisciplina de Martín Giménez y está en la lista de viajeros. El martes, el partido será en el Parque Central de Montevideo.

TIENE QUE GANAR

General Díaz la tiene más complicada en la revancha. No pudo vencer de local, empató a un gol y ahora deberá triunfar el jueves para pasar. Enfrentará a Millonarios en el estadio Nemecio Camacho, más conocido como “El Campín” en la altura de Bogotá. Aldo Bobadilla deberá preparar al mejor equipo que pueda para afrontar este encuentro que, en principio, se presenta difícil. Aun así, hay que esperar el mejor rendimiento de las “águilas”. El empate en el torneo local no sirvió para la motivación del plantel.

ÚNICO GANADOR

Nacional, el único equipo paraguayo que triunfó en el partido de ida frente a Botafogo, el jueves deberá definir en Río de Janeiro su clasificación. La victoria frente al Deportivo Santaní en el torneo en la noche del viernes hace que el equipo de Celso Ayala se encuentre en buenas condiciones para el juego, que no será tampoco fácil en la capital carioca. Mucho dependerá de no meterse atrás y aprovechar en los contragolpes sobre todo a Franco y el panameño Clarke, para alimentar a Bareiro en el área.

De hecho, los tres equipos paraguayos que se juegan su clasificación para la siguiente ronda dependen de sí mismos y con buena tarea táctica se puede celebrar la continuidad de los mismos en la Sudamericana para asegurarse los 375.000 dólares más por meterse entre los 16 mejores. Por la primera fase recibieron 250.000 dólares y por la segunda fase, 300.000.