El delantero paraguayo Sergio Díaz, de 20 años, está entusiasmado por entrenar con sus compañeros, que será en la siguiente semana. El jugador de Real Madrid dijo que le motivó llegar a Corinthians Ángel Romero y jugar la Copa Libertadores.

“Me considero más como un atacante, que le gusta hacer goles y dar asistencias. También vuelvo a marcar, ayudo al equipo en todos los sentidos, no solo cuando tengo la pelota. Pero me gusta afrontar, ir hacia arriba, ser un poco individualista con la pelota. Me considero un jugador que le gusta hacer cosas diferentes para ayudar al equipo”, dijo Sergio Díaz.

“Mucha voluntad”

El juvenil llegó al Corinthians con una lesión en la rodilla: “Estoy haciendo una recuperación aparte, trabajo con fisioterapeuta, para estar listo para jugar de nuevo, que es lo que deseo ahora mismo. Estoy a poco de volver. En ese poco tiempo me siento bastante bien, protegido por todos, que me tratan muy bien. Estoy contento”.

“Inicialmente estaba estipulado comenzar a entrenar con el grupo la semana que viene. Entonces la decisión dependerá del técnico, para ponerme en los partidos. Estoy con mucha voluntad de trabajar con el grupo y dar lo mejor de mí. Ciertamente en dos semanas ya estaré jugando”, prosiguió Díaz.

“El más grande”

Por último, habló sobre la asociación con Ángel Romero. “Esa fue una de las cosas que me motivaron a venir al Corinthians, el hecho de estar aquí Romero. Él fue mi compañero en Cerro. No jugamos juntos, pero entrenamos juntos. Yo jugué con su hermano. Esta fue una de las cosas que me hicieron venir al Corinthians. En particular, creo que es el club más grande de Brasil”.