Pasó otra fecha del torneo Apertura, Olimpia sigue sin perder y su racha invicta va creciendo. Además, ahora sacó mucha más ventaja al frente de la clasificación, aprovechando la derrota de Nacional, su persegui­dor más cercano.

La gran campaña que está logrando el Franjeado en el inicio de esta temporada tiene mucha similitud a la del 2012, cuando también tuvo un arranque demole­dor y consiguió construir una ventaja importante con respecto a los que venían atrás, lo que produjo a su vez un largo registro sin conocer derrotas. Eso sí, el desenlace de aquella histo­ria es algo que los olimpistas no quieren recordar.

Por eso mantener la regu­laridad en la segunda mitad del torneo será impor­tante. Lo que ocurrió seis años atrás fue que el Olim­pia que era dirigido por Gerardo Pelusso, cerró la primera rueda con 29 puntos conseguidos y una ventaja de 7 puntos sobre el escolta, Cerro Porteño. El invicto decano cayó en la fecha 14, comenzó a ceder puntos que su rival capitalizaba y perdió el título en la última fecha.

Este año, Olimpia cerró la primera rueda con 4 pun­tos de ventaja, que ahora ya son 7 y acumula doce par­tidos seguidos sin derrotas.

Está a un partido de igualar la racha invicta del arranque del 2012, algo que lo puede conseguir este viernes.

Por otra parte, sumando los partidos del Clausura 2011, donde Olimpia estuvo las últimas ocho fechas sin per­der, son en total 21 los juegos oficiales por torneo local en los que el Franjeado estuvo sin perder. Ahora, sumando los del Clausura 2017, son 16 partidos, lo que lo coloca a 5 de igualar lo conseguido entre el 2011 y el 2012.