En el distrito de Carlos Antonio López, departamento de Itapúa, el Grupo Kress se destaca por una continua contribución al crecimiento educativo, agrícola y comercial de la zona. Estos aportes, sumados a la calidad de sus productos, hacen que hoy sea reconocido como Empresa del 2018 por la ADEC.

Los inicios de este grupo empresarial conjugan amor, aventura, renuncias y riesgos en una tierra nueva en la que una pareja de europeos apuesta todo, incluso la vida por un futuro mejor. Esfuerzo y estrategias transforman esta sacrificada iniciativa en delicados productos que emergen de la tierra y que salen a la conquista del mercado local e internacional.

Así, a más de 40 años del desembarco en este inhóspito escenario, el legado del matrimonio Kress se resume en un exitoso grupo empresarial, pero también y como en un cuento de hadas, en una colonia llamada Kressburgo –con unos 4.000 habitantes–, tecnología de punta y metas ambiciosas, cuyos límites son el cielo.

Heinfried y Beate Kress forjaron en 1978 los cimientos de una de las industrias más exitosas del país, Frutika, que junto a Kimex y la Inmobiliaria Kressburgo pasaron a conformar en aquel entonces el conglomerado de empresas de la familia.

Tras el fallecimiento de Heinfried en 1998, Beate asumió la dirección de todo lo que habían creado y puso especial foco en Frutika convirtiéndola en pionera en la industrialización de frutas y conservantes, en el envasado de jugos en tetra brik y la primera empresa en procesar derivados de tomate del país.

Pero eso no fue todo, su visión emprendedora también le permitió lograr la expansión de los cultivos agrícolas y frutícolas, llegando a 20.000 hectáreas, de las cuales 11.000 son destinadas al cultivo, con lo que se vio reflejado el crecimiento patrimonial del Grupo Kress. Además, inició y desarrolló un efectivo sistema de trabajo con los productores de la zona en conjunto con la Agencia de Cooperación Alemana, conocida en ese entonces como GTZ.

Nueva generación. Para darle un toque de frescura a la empresa y encararla desde una perspectiva renovada tomó las riendas del negocio Cristina Kress, quien supo potenciar al máximo la producción de la fábrica, propiciando la elaboración de diversos productos además de los jugos y concentrados, como mermeladas, helados, miel de abeja, salsas de tomate, condimentos y aceites esenciales.

La calidad de estos productos da cuenta del éxito que han tenido tanto en el plano local como internacional. Y no es para menos, pues Cristina se ha esmerado en obtener todas las certificaciones correspondientes para lanzarse a competir en mercados altamente exigentes como los de Holanda, Alemania, Estados Unidos, Inglaterra, Francia, España, Israel, Brasil, Uruguay, entre otros.

Hoy Cristina redobla su apuesta al cambio de sistema de cultivo, del convencional al orgánico, reeducando en este sentido a los productores a través de la capacitación. Otro hito concretado en el 2016, por la joven empresaria es la inauguración de la fábrica de agua mineral y saborizada, Génesis, con una capacidad de producción de llenado de más de 9.000 botellas por hora, con soplado en línea, en las presentaciones de 500, 1.000 y 2.250 ml.

Compromiso con la comunidad. El Grupo Kress, por su grado de responsabilidad social empresarial, representa una fuente de ingreso seguro para cerca de 4.000 pequeños productores y da trabajo a unas 700 personas, cuyas familias están asentadas en Kressburgo, colonia que hoy en día cuenta con más de 3.500 habitantes.

Con el lema, “Siembran educación para cosechar desarrollo”, este grupo empresarial, reafirma su compromiso con la educación, construyendo la Escuela Básica Nº 5.234 Heinfried Wolfgang Kress, donde ofrecen inglés, alemán, robótica, además de las materias normales.

Mediante el esfuerzo y compromiso de todos los integrantes, el Grupo Kress hoy día representa una de las empresas modelos a nivel nacional en los diferentes ámbitos en los cuales se destaca. Es precisamente, por esta razón que la Asociación de Empresarios Cristianos decidió otorgarle el galardón de Empresa del Año 2018.

Los ganadores

El 14 de marzo de este año serán distinguidas en las categoría de Empresa del Año, el Grupo Kress; Joven Empresaria Exitosa, Jessica Castillo, propietaria de Arkstudio; Microempresas Exitosas, Florencia y Bazar Creativo; Pymes Exitosas, Torres Elite Training; Mejores Prácticas de RSE, Cafepar y Clínica Imagix; Emprendimiento de Gran Impacto, Agroshopping; Exportación no Tradicional, Metales del Paraguay SA “Metalpar”; Eficiencia de Clase Mundial, TEISA, y Emprendimiento Innovador, Grupo Fibrac.