La transformación de prácticas industriales con un enfoque más sostenible y amigable con el medio ambiente se muestra como una interesante herramienta para impulsar al sector de las Pymes -que agrupa a las principales unidades económicas del país- para atraer inversiones y demostrar la viabilidad económica y financiera de la eficiencia mantenerse como una de las empresas líderes del rubro.

Lograr este cambio en el país es una de las principales premisas del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), por ello Revista FOCO se valió de las bondades de la conexión online para llegar hasta Washington y conversar con María Netto, especialista Líder en Mercados Financieros e Instituciones Financieras del BID, quien destacó que las entidades financieras están cada vez más interesadas en desarrollar instrumentos para inversiones verdes y en adoptar estándares y marcos metodológicos que permitan fácilmente identificar o poner la etiqueta verde a determinada inversión.

Paraguay, así como los 26 países de América Latina y el Caribe que son prestatarios del BID, presentó sus Contribuciones Previstas Determinadas a Nivel Nacional (INDCs, por sus siglas en inglés) en el marco del denominado Acuerdo de París. Las INDCs son compromisos de los países para ejecutar acciones tendientes a reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero, y para mejorar la resiliencia de las sociedades nacionales.

“Se estima que las inversiones requeridas en América Latina y el Caribe para la implementación de estas INDCs son de USD 80.000 millones por año, durante los próximos 10 años”, explicó la especialista.

¿Cuál es el compromiso que tiene el BID con la financiación de proyectos verdes?

El BID está comprometido en apoyar a los países que busquen implementar acciones verdes. De hecho, desde el 2012 se ha propuesto metas concretas para que una porción significativa de las aprobaciones anuales de préstamos esté orientada a este tipo de actividades. Desde 2016 la meta es que entre un 25% y 30% de las aprobaciones sean para actividades de mitigación o adaptación al cambio climático.

No obstante, la implementación de las INDCs es imposible sin la inversión del sector privado, y para ello se hace fundamental el desarrollo de instrumentos financieros innovadores que se adecuen a los retos y características particulares que estos tipos de inversiones representan.

En ese sentido, las instituciones financieras de desarrollo, tanto las de carácter multilateral como los bancos nacionales de desarrollo (BND), juegan un rol muy importante, y es por eso que el BID, a través de la división de Conectividad Mercados y Finanzas (CMF), trabaja muy de cerca con los bancos nacionales de desarrollo. Estos bancos, por su naturaleza, están en una muy buena posición para avanzar en la implementación de la agenda para el cambio climático.

Con los BND hemos venido trabajando en el diseño y creación de estrategias e instrumentos de financiamiento para eficiencia energética (EE), energía renovable, vivienda sostenible, entre otros. También hemos apoyado a varios bancos nacionales de desarrollo en el proceso de estructuración de emisiones de Bonos Verdes.

En Paraguay, ¿qué proyectos con enfoque verde han sido promovidos por el BID?

Desde la división Conectividad Mercados y Finanzas estamos iniciando la implementación del proyecto “Promoción de la Inversión Privada en Eficiencia Energética en el Sector Industrial de Paraguay”, que será ejecutado por la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD) y consiste en una línea de crédito para proyectos de eficiencia energética.

La línea de crédito cuenta con recursos por USD 20 millones del Fondo Verde para el Clima (FVC) y otros USD 20 millones de recursos propios de la AFD. Adicionalmente, el BID con recursos del FVC dará asistencia técnica para la estructuración de la demanda de financiamiento para eficiencia energética mediante el desarrollo de instrumentos estandarizados.

Estos instrumentos son...

Contratos de desempeño, metodologías de monitoreo, reporte y verificación y su implementación, y productos de seguro/fianza, el monitoreo continuo de las mejoras de eficiencia de EE, la reducción de emisiones de GEI y el uso de biomasa sostenible por parte de los desarrolladores de proyectos; y capacitación a las partes interesadas sobre los instrumentos del proyecto, además de un programa de intercambio de conocimientos para asegurar la diseminación de los mismos.

¿Qué implica el proyecto de eficiencia energética para el sector industrial?

El objetivo del proyecto es facilitar el financiamiento de mediano y largo plazo para inversiones en eficiencia energética por parte de las Pymes del sector industrial. Como parte del proyecto, se diseñarán instrumentos tales como seguros y contratos de desempeño que permitirán mitigar y reducir la percepción de riesgo tanto de las empresas como de las instituciones financieras, y de esta forma incentivar la demanda de crédito para este tipo de inversiones.

La inversión en eficiencia energética les permite a las empresas reducir los costos de energía y, por ende, incrementar su rentabilidad y competitividad. También les facilita reducir su exposición a la volatilidad de los precios de la energía. De esta forma, el sector industrial puede contribuir a objetivos de política aún más amplios, tales como aumentar las oportunidades de empleo, ampliar el mercado de bienes y servicios eficientes en el uso de energía, mejorar la seguridad energética, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y postergar las inversiones en generación de energía adicional.

¿Con este proyecto seremos capaces de generar un impacto ambiental real en el país?

Con el proyecto se espera lograr ahorros en el consumo de energía de más de 2.000 GWh a lo largo de 20 años, lo que se traduce en la reducción de emisiones de más de 4.000.000 de toneladas CO2eq.

Se debe anotar que en Paraguay, la leña y la biomasa producen el 80% de la energía consumida por el sector industrial (especialmente para calor directo y vapor) y suele usarse de manera muy ineficiente. La biomasa, aunque es una fuente relativamente limpia, en Paraguay se obtiene en gran medida a través de sistemas de producción no sostenibles, lo que fomenta la deforestación y torna vulnerable al sistema.

El proyecto fomentará una reducción en la dependencia de Paraguay de la leña y los combustibles fósiles promoviendo el cambio de uso de leña por electricidad; donde las líneas de transmisión no son actualmente accesibles y los residuos agrícolas están disponibles en las inmediaciones, cambio de uso leña por uso de residuos agrícolas; y cuando las dos primeras opciones no están disponibles, no son factibles o no son financiables, cambio a un equipo más eficiente que utilice menos leña, que deberá provenir de una fuente sostenible.

Con los recursos de asistencia técnica se implementarán mecanismos para monitorear y verificar que los proyectos cumplan efectivamente con los objetivos propuestos y que la disposición de equipos obsoletos se haga adecuadamente.

¿Por qué es importante invertir en los negocios con tendencia verde?

Aparte de los beneficios ambientales y en resiliencia que un proyecto en particular pueda arrojar, es importante resaltar que en la medida en que se reduzca la intensidad de carbono de una economía y se haga más resiliente, esta se fortalece y se hace más sostenible. Es así como los inversores son cada vez más sensibles a la sostenibilidad de sus inversiones, no sólo por temas reputacionales y de imagen, sino porque cada vez son más conscientes de los beneficios que a largo plazo este tipo de inversiones representan.

¿Qué rol desempeñan las Pymes dentro del sistema?

Las Pymes de Paraguay representan el 97,1% de las unidades económicas del país y generan el 65,2% del empleo. Sin embargo, estas empresas normalmente enfrentan dificultades para acceder a nuevas tecnologías e introducir modelos de negocios que les permitan ser más productivas, lo que se debe en gran parte a sus bajos niveles de inversión, derivados de los problemas que afrontan para acceder a crédito.

Si bien existen oportunidades para invertir en eficiencia energética en un amplio abanico de sectores de la economía, las pequeñas empresas de Paraguay plantean una oportunidad única debido al importante papel que desempeñan como motores del crecimiento económico, la innovación y la creación de empleo.

Según las estimaciones mundiales de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), las Pymes consumen más del 13% del total de la demanda de energía, y las medidas de eficiencia energética podrían lograr una reducción de hasta un 30% del consumo. Con las nuevas tecnologías industriales, en Paraguay se pueden lograr ahorros de entre el 5% y el 54%, especialmente, cuando se reemplazan los equipos obsoletos.

¿Cuáles son las metas a largo plazo en Paraguay?

Al mejorar el acceso de las Pymes a fuentes de financiamiento a mediano y largo plazo, el programa generará un aumento de las inversiones en eficiencia energética a corto y mediano plazos. El objetivo es fomentar la transformación de las prácticas industriales de las Pymes demostrando la viabilidad económica y financiera de la eficiencia energética para el sector privado mediante la ejecución eficaz de una cartera diversificada de subproyectos.

Los instrumentos descritos anteriormente también promoverán una mayor integración de las instituciones de intermediación financiera locales en este mercado, puesto que ofrecen mecanismos de mitigación de riesgos para que introduzcan una nueva línea de financiamiento. El efecto de demostración con estas instituciones puede ayudar a transformar el mercado local de financiamiento para el clima a largo plazo y dar lugar a nuevos proyectos que reduzcan el consumo de energía y biomasa no sostenible, lo que en el futuro evitará emisiones de gases de efecto invernadero y la degradación de los bosques.

¿Un mensaje final?

Quiero resaltar la importancia de que instituciones financieras de desarrollo internacionales como el BID trabajen junto a los Bancos Nacionales de Desarrollo para promover una mejor comprensión de cómo las herramientas de mitigación de riesgos y otros enfoques financieros combinados pueden ayudar a atraer más inversión privada.

Perfil

*Especialista Líder en Mercados Financieros e Instituciones Financieras del Banco Interamericano de Desarrollo (BID)

*Posee una maestría del Instituto de Estudios Internacionales de Ginebra, Suiza, con especialización en economía y cooperación para el desarrollo.

*Actualmente es la responsable de apoyar a los Bancos Públicos de Desarrollo de América Latina en el desarrollo de estrategias de financiamiento verde.

*Cuenta con más de 15 años de experiencia en el área de financiación climática.