Por: Carolina de Bestard

Directora Regional de Great Place to Work para Bolivia, Paraguay y Uruguay.

Muchas veces pensamos que porque nuestra organización es pequeña, no puede competir por el talento disponible con las empresas de mayor envergadura, sin embargo, nuestras investigaciones sobre los mejores lugares de trabajo en empresas de 20 a 100 colaboradores, han revelado algunas estrategias que las empresas más pequeñas pueden utilizar para atraer a los mejores talentos.

Compartimos algunas de estas recomendaciones que podemos poner en práctica en nuestras empresas:

Causar una primera buena impresión: Es importante recordar que cuando se trata de los mejores talentos, generalmente son ellos los que eligen la empresa y no la empresa a ellos, por lo tanto hay que procurar brindarles todas las razones para que puedan decir sí a nuestra empresa, desde la primera interacción que tienen. Por ejemplo, creando un ambiente cálido y acogedor que haga que el candidato se sienta valorado desde el inicio, respetando los horarios de cita, siendo claro en las comunicaciones, y lo más cordial y amable posible, antes y durante la entrevista. También una muestra de respeto por los candidatos, es darle una comunicación oportuna después de la entrevista, si no ha quedado seleccionado, ya que nunca se sabe si después se le requerirá en el futuro.

Mostrar las oportunidades para el crecimiento y desarrollo: Los mejores candidatos siempre quieren crecer, ser desafiados, buscan avanzar en sus carreras, por lo tanto debemos estar preparados para demostrarles cuáles son las oportunidades de capacitarse que le brindará la empresa, aprender, desarrollar nuevas ideas, y sobre todo de participar en decisiones que afectan a su trabajo, que muchas veces es lo que más valoran.

Resaltar el impacto que pueden tener al trabajar en su empresa: Lo bueno de trabajar en una empresa pequeña es que resulta más fácil demostrar cómo los esfuerzos de una sola persona pueden marcar una gran diferencia. Esta sensación de impacto y propósito son componentes críticos de un gran lugar de trabajo, ya que cuando los colaboradores saben que sus acciones tienen un gran impacto, su productividad, su estado de ánimo y su satisfacción laboral aumentan significativamente.

Hacer de la cultura de su empresa un punto de venta: Una cultura sólida puede ser una gran ventaja cuando se trata de atraer y retener a los mejores talentos, y esto tiene que ver con el nivel de confianza que las personas tienen con sus compañeros de trabajo y con sus líderes.

Nuestros datos muestran que las empresas pequeñas tienen niveles más altos de confianza en general, lo que aumenta la probabilidad de que los colaboradores sientan que su empresa es un excelente lugar para trabajar. Y, cuando los colaboradores de las empresas más pequeñas sienten que su empresa es un excelente lugar de trabajo, tienen 63 veces más probabilidades de querer permanecer en ella que aquellos que no lo hacen.

Por lo tanto, la próxima vez que su empresa necesite un nuevo talento, no subestime su atractivo, sino más bien exhiba todo lo que tiene que ofrecer y que son ventajas debido a su tamaño, y esto le ayudará a atraer a los mejores talentos.