Llevan una década en la fabricación y venta de elementos imprescindibles para bailar. Atentos escuchas de las necesidades del cliente, Sur La Pointe se apresta para conquistar nuevos mercados con productos innovadores que marcarán tendencia.

Una vida entre tutús y puntas para ballet, acompañando ensayos y cargando bolsas repletas de artículos para danza como toda madre orgullosa de sus dos hijas bailarinas. Esto fue lo que motivó a Vidalicia Gómez de Ayala- a quien familiares, clientes y amigos llaman Laly- a emprender en el 2008 Sur La Pointe, una empresa dedicada a la fabricación de accesorios e indumentarias para baile.

“Uno de nuestros objetivos siempre fue y es colaborar con el arte paraguayo expresado en la danza. Esta fue la razón que nos impulsó a fundar Sur La Pointe, pues estábamos convencidos de que podríamos otorgar a los artistas elementos de trabajo óptimos y modernos”, comentó Laly y agregó que, con los años, la empresa fue creciendo de manera sostenida y adquiriendo la representación de las marcas más importantes en el mundo, relacionadas al ballet y demás estilos.

Emprender no fue fácil, pero la experiencia valió la pena. Fueron noches de hacer cálculos, realizar los trámites legales necesarios para constituir la empresa, estudiar el mercado, contactar con proveedores y cerciorarse de que los productos fueran de alta calidad. A esto se sumó su constante lucha para competir contra la entrada ilegal de artículos de ballet de mala calidad proveniente del Brasil o tener que lidiar con los dependientes en el sector de la confección, debido a la escasa oferta de mano de obra capacitada en la fabricación de prendas específicas para la danza. “A pesar de esto pudimos crecer y mantenernos constantes para llegar a ser los más grandes en nuestro rubro”, expresó.

Los productos. Tacos, suelas, puntas, medias puntas, sneakers, zapatos, punteras… Todo bailarín necesita un buen calzado para cuidar sus pies y que ayude a lograr las mejores ejecuciones técnicas. En Sur La Pointe son conscientes de este desafío y por ello, entre los productos que importa la firma destacan las puntas de ballet So Danca, provenientes de Brasil; Grishko, de Rusia; Gaynor Minden y Capezio, de EEUU.

En cuanto a los productos más vendidos y que son manufacturados en su propio taller de costura, no quepa la menor duda de que los mejores son las mallas básicas, los tutús, los pantalones calentadores, las babuchas y los atuendos destinados a la disciplina del ballet.

“Nuestra línea está compuesta por todos los atuendos que una bailarina necesita en su día a día, así como en sus presentaciones. Los artículos más demandados son las mallas, las polleritas, los boleritos, los tutús y los pantalones calentadores. Los pedidos aumentan por temporada, sobre todo a partir del mes de julio, cuando empiezan las competencias más importantes a nivel nacional y los festivales realizados por las academias de baile”, relató.

Producción y costos. En el taller de costura de Sur La Pointe trabajan cinco profesionales. Estas se encargan de seleccionar las telas, cortarlas, coserlas, y, por supuesto, del control de calidad. Laly revela que los diseños son ideados por una de las confeccionistas que está siempre buscando innovar y ofrecer atuendos prácticos acordes al tipo de actividad que realizan las bailarinas, teniendo siempre presente las condiciones climáticas y las tendencias imperantes en regiones similares a la nuestra.

“Preferimos priorizar la calidad de las telas -siempre buscando las mejores y específicas- destinadas a las actividades físicas relacionadas con el ballet e incluso al patinaje; por lo que solemos apostar por telas importadas adquiridas con los proveedores locales”, comentó Laly.

En cuanto a los precios comentó que una malla básica utilizada para ensayo diario cuesta, en promedio, G. 100.000; un tutú de ensayo G. 300.000; un pantalón calentador, utilizado todos los días por las bailarinas, G. 80.000. Cabe destacar que los costos varían dependiendo de que sean confecciones realizadas sobre pedidos y que superen las doce unidades. “Últimamente ha crecido este tipo de demanda, sobre todo de escuelas de danza del interior y algunos distribuidores mayoristas”, reveló.

Las expectativas. En la agenda de Sur La Pointe se apuntan nuevas metas, como la incorporación de otras marcas líderes a nivel mundial, para brindar las mejores opciones a sus clientes. En cuanto al taller de costura de la firma, el próximo desafío es constituirse en la primera opción en atuendos de patinaje ya que es una actividad que viene creciendo, principalmente, entre los jóvenes. Además, seguirán creando modelos y líneas de productos innovadores que les permita cumplir con las expectativas de un mercado que viene creciendo sostenidamente.

Laly cuenta que la gran posibilidad de expansión se dará en los próximos meses. Esta vendrá con la habilitación de su tienda online. Con ella pretenden convertirse en los primeros en el rubro en ofrecer este servicio para sus clientes e incursionar en mercados de países integrantes del Mercosur.

Como celebración por los diez años de vida empresarial, en el mes de octubre, Sur La Pointe contará con la presencia de dos grandes maestras internacionales de ballet clásico, que vendrán a dar cursos y otorgar becas para el exterior a bailarinas y bailarines seleccionados.

PARA CONTACTAR

Teléfono: (021) 621-718

Facebook: @SurlaPointePy