Con la Ley Tren de Cercanías Asunción-Ypacaraí promulgada a finales del mes pasado, se inicia el viaje hacia la expansión. El primer tramo debe concluir en 36 meses, pero el desafío es mucho mayor y exige un plazo de 12 años, con un desarrollo tecnológico que impacte en las ciudades que apuntan a ser cada vez más inteligentes.

Cuando hacia el año 1750 nacía la revolución industrial, la sociedad de entonces no podía ser consciente de lo que se estaba gestando. Del mismo modo, la gente de principios del Siglo XXI no percibe el profundo cambio del que es sujeto a causa del avance de las tecnologías, sobre todo las que se refieren a las comunicaciones.

Por practicidad, los ciudadanos lentamente abandonan las calles y se refugian en su hogar, fuera del alcance de los riesgos que implica salir. Desde esa comodidad realizan transacciones, hacen compras, tienen entretenimiento e interactúan con sus amigos y familiares de forma virtual. Ni siquiera llaman por teléfono. Chatean. Inundan de clicks sus emociones.

Solo cuando la persona precisa abandonar la seguridad de su fortaleza toma su vehículo y enfrenta el devenir de las carreteras, cada vez más, con la ayuda de aplicaciones. El camino más corto es el que le indica el GPS; para cargar combustible no usa dinero en efectivo ya que es incómodo y peligroso, usa tarjetas. Para ganar tiempo, en su mundo frenético, envía mensajes cuando se detiene en algún semáforo. La rutina del hombre moderno es rápida -aunque parece tener 25 horas cada día- y oscila a la misma frecuencia que la vida de la ciudad. Sí, la ciudad en la actualidad posee vida propia, es inteligente. Brinda infinidad de aplicaciones que facilitan las actividades de los seres humanos.

Los que no tienen vehículo propio recurren al transporte público que, en muchos casos, no llena sus expectativas. Sin embargo, los gobiernos -en su afán de cumplir con su misión con la sociedad y el desarrollo- buscan la forma de satisfacer la demanda de los pasajeros y proponen soluciones cada vez más eficientes.

El tren de Encarnación transporta a 5 millones de pasajeros. Hecho que hace suponer que será todo un éxito en la capital.
El tren de Encarnación transporta a 5 millones de pasajeros. Hecho que hace suponer que será todo un éxito en la capital.

En una ciudad inteligente se integran y conviven economía, población, movilidad, tecnología, medio ambiente y administración sostenible. David Ocampos, ministro de la Secretaría Nacional de Tecnologías de la Información y Comunicación (Senatics), comenta que Paraguay está dando pasos firmes para que las urbes se conviertan en Smart cities, pero es consciente de que aún se debe poner un mayor énfasis en el eje ambiental.

David Ocampos, ministro de Senatics.
David Ocampos, ministro de Senatics.

Por ejemplo, propone trabajar en planes para que la gente utilice vehículos eléctricos y que ello le reporte beneficios económicos en cuanto a reducción de precios por recargas de baterías o tarifas bajas para el aparcamiento de sus rodados.

Los espacios colaborativos constituyen un punto importante que compete a las ciudades inteligentes. Sobre el tema, David cuenta que desde la Senatics, incentivan la participación de jóvenes emprendedores en el programa “InnovandoPY Startup”, que permite la creación de aplicaciones, que además de una ganancia monetaria, generen contenido y sirvan para simplificar y mover la economía digital.

Senatics promueve la creación de aplicaciones que, además, de una ganancia monetaria, generen contenido y sirvan para simplificar y mover la economía digital.
Senatics promueve la creación de aplicaciones que, además, de una ganancia monetaria, generen contenido y sirvan para simplificar y mover la economía digital.

Además están trabajando en un convenio con la Municipalidad de Asunción, dentro del marco de ciudades inteligentes para que, imitando el ejemplo de la aplicación TOPA, utilizada para el monitoreo del transporte público, se pueda saber, por ejemplo, en cuánto tiempo el camión recolector de basuras pasará por las casas a recoger los desperdicios, además prevén otra app para reclamos por los baches, falta de alumbrado público, entre otras.

Totem de Topa instalado en una de las paradas tecnológicas reporta información sobre los buses.
Totem de Topa instalado en una de las paradas tecnológicas reporta información sobre los buses.

También contó que todas las plazas públicas del Centro Histórico de Asunción están dotadas de internet gratuito para que quienes deseen puedan, incluso, tomar cursos online que ofrece Senatics, o bien, para que se informen. Esto mismo se quiere replicar a los demás barrios y plazas de zonas vulnerables de la capital.

TOPA. De la mano del idioma guaraní, en marzo del 2014 se lanza Topa, una plataforma de Sistema Informativo de Tránsito y Transporte (SITT) que en principio facilitaba a las personas que sincronizasen sus encuentros con las líneas de transporte que necesitaban, pero luego fue adquiriendo nuevas prestaciones.

En Asunción están instalados 10 tótems con posibilidades de subir a 80 y en Lambaré ya hay 20 con perspectivas de llegar a las 50 unidades. Juan Puerto, Ceo de la firma, revela que esta tecnología, además de ofrecer servicios de información de buses en las pantallas, seguridad (cámara de seguridad, botones de pánico), wi-fi gratuito, puntos de conexión con cargadores usb, botón de inclusión para personas con discapacidad visual e intelectual, también es capaz de medir las partículas de polvo en el ambiente, el nivel de dióxido de carbono emitido por el congestionamiento vehicular, la lluvia, la polución sonora, así como la cantidad de autos que pasan por las paradas, su velocidad y hasta la densidad poblacional que hay en 40 metros a la redonda del tótem.

Juan Puerto, Ceo de Topa.
Juan Puerto, Ceo de Topa.

Esos datos son almacenados y procesados por la empresa y pretenden ser entregados a los municipios para que sirvan de información certera. “En junio, vamos a dejarle al municipio de Lambaré una central de monitoreo con la que la comuna va a constatar en tiempo real la cantidad de autos que pasan, cuál es la velocidad promedio, cuándo se está contaminado”, explicó Juan.

El éxito de Topa es tal que no solo tiene pedidos en Asunción, Lambaré, Fernando de la Mora, San Lorenzo y Luque, sino que también de países como: México, Panamá, Jamaica, Puerto Rico, Ecuador, Bolivia, Uruguay, Argentina, Brasil y Perú. En este último, la población ya está utilizando la app con muy buenos resultados.

Un nuevo desafío es integrar los servicios de transporte de Paraguay, así como lo están comenzando a hacer en Perú. Esto quiere decir, por ejemplo, que los usuarios pueden acceder a los horarios de salida y ubicación de los buses y sus tramos e incluso la aplicación puede servir de nexo entre el metrobús y el futuro tren de cercanías que, al momento de ser implementado, cambiará por completo no solo la movilidad de la gente de varias ciudades, sino el estilo de vida de sus habitantes, la economía, entre otras cosas.

El metrobus y el tren de cercanías son dos nuevos proyectos que se complementan para el fluido tránsito de personas.
El metrobus y el tren de cercanías son dos nuevos proyectos que se complementan para el fluido tránsito de personas.

El Ceo indica, además, que cada tótem cuesta USD 7 mil y que adquirieron 92. Agrega que en Latinoamérica es el único recurso especializado en transporte público que fue construido atendiendo a las necesidades de los transportistas.

Tren de cercanías. A pesar de que las nuevas tecnologías tienden a que la población cada vez encuentre mayor comodidad dentro de la casa, la necesidad de salir siempre está vigente y el flujo de personas en las calles aumenta proporcionalmente cada año con el incremento de la tasa de natalidad.

Es imposible no salir, por ello los países buscan mejores alternativas de movilidad para las personas. En ese escenario, tenemos que hace apenas unos días, el miércoles 30 de mayo, el Congreso Nacional promulgó la Ley Tren de Cercanía Asunción-Ypacaraí, lo que resulta un gran paso para el país.

No solo expone sobre mejorar la movilidad, sino de difundir cultura, de dar empleo a miles de trabajadores. Las estaciones antiguas serán restauradas para convertirlas en lugares históricos donde poder ir a tomar un café o hacer compra de artesanías. Al lado van a estar las estaciones de subida-bajada, las ticketeadores, y un poco más allá el casco antiguo ofrecerá la posibilidad de ver una película.

El plazo para tener funcionando el tren en 15 a 20 kilómetros -que sería de Asunción al aeropuerto- es de 36 meses. De ahí quedan unos 30 kilómetros más hasta Ypacaraí para completar el segundo tramo, pero entre Luque e Ypacaraí existe menos demanda de pasajeros.

La nueva tecnología que se pretende instalar en Paraguay permitirá que unas 120.000 personas se trasladen diariamente -40 millones al año- a lo largo de 44 kilómetros en menor tiempo, a bajo costo y en condiciones de alta calidad.

Roberto Salinas, titular de Ferrocarriles del Paraguay SA (FEPASA), explicó que el “Tren Tranvía”, es la más nueva tecnología que se está imponiendo en las grandes ciudades y en las emergentes. Es movido a electricidad, puede ir a una velocidad de hasta 120km/h y transportar a 300 pasajeros pasando por 7 estaciones (Central, Botánico, Luque, Yukyry, Areguá, Patiño e Ypacaraí) en menos de 30 minutos, y deteniéndose unos 20 segundos en cada parada y apeaderos para subir y bajar pasajeros.

Roberto Salinas, presidente de FEPASA.
Roberto Salinas, presidente de FEPASA.

En cuanto a la frecuencia, el titular de FEPASA aclaró que en horas pico saldrán trenes cada 5 minutos, en horas normales cada 10 minutos y a la noche-madrugada cada 15 o 20 minutos. “Vamos a cubrir un rango de hora que va entre las 4:00 o las 5:00, que son las primeras horas en las que uno va al trabajo, hasta las 1:00, que es cuando acaba el movimiento de gente. A la madrugada regularemos de acuerdo a la demanda. Al principio tendremos una flota de entre 12 y 15 trenes que puede aumentar conforme los usuarios vayan adaptándose a esta tecnología, como ocurrió en Encarnación con el tren que hoy transporta a 5 millones de pasajeros. Esa es nuestra bandera y nos hace suponer que será todo un éxito en la capital”, explicó.

Energía eléctrica. El tren tranvía se alimenta con un pantógrafo, es decir, con un dispositivo que está en la parte de arriba del vehículo y que toma la corriente del tendido aéreo. No contamina el medio ambiente, es silencioso, y su motor tiene mucha potencia, por lo que puede frenar y arrancar rápidamente, lo que le permite detenerse en estaciones, cada 500 o 600 metros.

Otra ventaja importante es que no será necesario construir una subestación de 500 kV exclusiva para alimentar el tren ya que la energía será tomada de las subestaciones de Parque Caballero, Botánico, Luque y San Lorenzo.

Por otra parte, Roberto cuenta que FEPASA pretende armar su nuevo taller básico de mantenimiento, limpieza y pintura, en un ramal que va al aeropuerto Silvio Pettirossi, que es de 4 hectáreas y que fueron cedidas por Dinac durante 20 años. Habrá un tinglado con una fosa a la que accede el tren para que se rectifiquen las ruedas.

Pasaje electrónico. En Paraguay se van a instalar máquinas en donde habrá tarjetas para viajeros frecuentes. Con la ley del billetaje electrónico es obligatorio poseer una tarjeta, pero para tenerla la persona debe estar registrada en una base de datos.

“Cuando uno tiene la tarjeta, si existe una situación social que amerite una ayuda pública, esta va a estar registrada en el boleto, entonces cuando se compra el ticket y se pasa por el sensor en vez de cobrar G. 5.000 solo va a descontar G. 2.000”, refiere.

Los viajeros no frecuentes pueden comprar una tarjeta transitoria o un ticket específico. Con la ley del billetaje la tarjeta servirá para el tren, para el metrobús e incluso el taxi. La tarjeta tiene un chip que se va a integrar al smartphone de cada persona.

Portadores de futuro. Esta visión del tren tranvía que nos plantea Roberto Salinas apenas es el comienzo. El cree que cuando el proyecto sea realidad y crezca, este medio de transporte va a cubrir grandes distancias.

Para finalizar la nota el directivo de FEPASA sugiere probadas estrategias que dieron resultado con las cuales se puede lograr el objetivo expansionista. Una de ellas es la que él llama “Portadores de futuro”, que consiste en establecer grandes metas que apunten a obtener un desarrollo exponencial que de otro modo no sería posible alcanzar. Menciona que el Mundial 2030 es una buena oportunidad no solo para construir o remozar los estadios de fútbol, sino para llegar rápidamente a ellos, como es el caso de Encarnación hasta donde en décadas pasadas llegaba el ferrocarril paraguayo, que empalmaba con el argentino y seguía hasta Buenos Aires.

“Barcelona, por ejemplo, creció por las grandes ferias, olimpiadas y mundiales que se organizaron. En su historia siempre hubo grandes eventos que requirieron grandes inversiones. Eso se llama Portadores de futuro, tener un gran desafío. El mundial del 2030 puede ser nuestro desafío ya que va a venir mucha gente. Estamos a 12 años, tenemos tiempo para hacerlo. Esta es una oportunidad que tenemos para insertar esta tecnología, que transformará la calidad de vida de las personas y cambiará las ciudades”, puntualizó.