En el mercado actual, los consumidores están expuestos a una gran cantidad de marcas que, mediante diversos medios, se dan a conocer y establecen un posicionamiento en sus mentes. ¿Cómo conseguir que estas tengan una imagen e identidad únicas? Patricia Stanley, titular de la Dirección Nacional de Propiedad Intelectual (Dinapi), comparte algunas recomendaciones para crear un nombre de marca exitoso.

1. Marca = Vos: Más allá que un signo distintivo, la marca es tu empresa, es tu extensión que llega a los consumidores, es lo que te permite llamar la atención en el mercado. Mediante ella, facilitas la elección de tu producto o servicio sobre otro. Se trata de lo primero que una persona ve o percibe-en muchos sentidos- es el reflejo de tu negocio y, principalmente, la esencia de tu empresa.

2. Calidad = Garantía: Tu marca se retroalimenta con la calidad de tu producto y finalmente se convierte en el sello de garantía de su calidad, convirtiéndose en tu gran carta de presentación. La marca es también tu compromiso con el público en cuanto a la calidad. Un cliente satisfecho de la calidad de su producto o servicio seguirá adquiriéndolo basándose en las expectativas de calidad que reposan en la marca conocida.

3. Tu mayor valor = Intangible: Todo lo que representas no está al alcance de tus competidores. Te vuelves inalcanzable para tu competencia y a su vez más cercano a tus consumidores. Muchas veces la marca que protege un producto o servicio se convierte en el activo más importante de la empresa; si no lo registras debidamente te arriesgas a perderla y a que otra persona la registre.

4. El registro = Constitutivo de derecho: Debes ser consciente de que mientras tu marca no haya sido otorgada y concedida, no tienes derechos sobre ella y que, incluso, corres el riesgo de estar desprotegido. La solicitud es un derecho en expectativa, el registro es el que otorga el derecho y el título de propiedad sobre la marca.

5. Otorgar licencias de uso de marca = Oportunidades de negocios: Con el registro de marcas, se te abrirán oportunidades de negocios como son los casos de franquicias, cobrar regalías a quienes utilicen la marca y cederla a quien o quienes creas conveniente.

6. Registro = Delimitación territorial: El registro que realices es territorial, la concesión otorgada por la Dinapi solo protege la marca en territorio paraguayo y debe solicitarse la marca en tantos países como se quiere comercializar.

7. Tu nombre = Tu marca: Lo primero que debes hacer es cerciorarte de que el nombre que has elegido para tu marca se encuentre disponible a nivel local. Esto lo puedes hacer visitando la página www.dinapi.gov.py. Si se trata de un producto o servicio, que pretendes exportar, debes corroborar que dicha marca esté disponible en los mercados que tienes intención de ganar. Resulta capital hacerlo lo antes posible a fin de evitar conflictos innecesarios con otras empresas y la consiguiente pérdida de recursos.

8. Ser realmente auténtico = Para no coincidir con otra marca: Tu signo debe ser fácil de leer, deletrear, pronunciar y recordar en todos los idiomas pertinentes. Cuando un producto porta una buena marca alcanza el reconocimiento en una fracción de tiempo que le toma a los productos que ostentan un mal nombre. Lo mejor: un producto o servicio con una marca atractiva requerirá la vigésima parte del presupuesto publicitario.

9. Resaltar lo bueno = Camino al éxito: Una marca no debe tener significados o connotaciones no deseadas. Debe adecuarse a los mercados de exportación sin tener un significado peyorativo en idiomas extranjeros, particularmente, si desea comercializar el producto en el exterior. No debe prestarse a confusiones la naturaleza del producto. Debe poder adaptarse a todos los medios publicitarios.

10. Una buena marca = Incrementa tu valor: Si tienes una marca sólida, serás más fuerte en momentos de crisis.