General Seguros es otra de las compañías que este año ingresa por primera vez al ranking de las mejores empresas para trabajar en el país. La firma se ubicó en el séptimo puesto, entre nueve rankeadas y evaluadas bajo la metodología GPTW.

Fue la primera evaluación que General Seguros realizó para conocer a fondo el clima laboral de la compañía, y estar entre los rankeados es un grato reconocimiento para todos quienes forman parte de la empresa. “Ser evaluados con elevados estándares entre tantas empresas multinacionales es un alto mérito. Siempre fuimos conscientes que nos destacamos por nuestro clima laboral entre varias compañías del mercado asegurador, y ahora nos enorgullece contar con el sello de certificación de una firma tan importante como GPTW”, destacó Eduardo Nakayama Rojas, gerente comercial y apoderado de General Seguros.

Teniendo en cuenta las dimensiones del método GPTW: credibilidad, respeto, imparcialidad, orgullo, compañerismo, para Eduardo el destaque principal sin dudas fue el orgullo de pertenencia a una empresa, que representa más que un lugar de trabajo, un sitio apto para el desarrollo personal y profesional.

“El compañerismo, ese valor que se hace tangible en el día a día, y por supuesto en los momentos más oportunos y necesarios, que no distingue edad ni jerarquía, sin olvidar el respeto como algo innegociable. La credibilidad, un elemento primordial en nuestro rubro, ya que trabajamos sobre la base de la confianza mediante promesas cumplidas, tanto con nuestra gente como con nuestros asegurados”, afirmó el gerente comercial.

El apoyo recibido de parte de GPTW® Institute Paraguay, contribuyó a implementar mejoras a prácticas existentes. “Consideramos que lo atractivo de trabajar en General Seguros parte de la sensación de seguridad y estabilidad que generamos, mediante el respeto a las leyes laborales, la cultura de disciplina flexible que se enfoca en la productividad antes que un mero cumplimiento de cargas horarias rígidas. Además de lo anteriormente expuesto, aplicamos políticas de beneficios, premiando los logros personales, fomentando la formación profesional de nuestro capital humano, entre otros elementos equivalentes a un salario emocional”, indicó.

En cuanto a las metas para el próximo año y las estrategias para alcanzarlas, el gerente comercial señaló que, considerando los resultados de la evaluación, se han fijado una hoja de ruta, para fortalecer las áreas débiles de la organización y consolidar las más fuertes, de manera que forme parte intrínseca de su cultura. “A partir de ello buscamos inspirar a otras empresas a crear ambientes de trabajo apropiados para el desarrollo humano de sus colaboradores”, acotó.