“Trabajamos con el montajista Alfredo Galeano, que además de los años de amistad viene de trabajar mucho en ficción y eso me parecía interesante porque justamente buscaba darle un ritmo fluido, pero sin apurar el tiempo necesario de cada toma. Fue el proceso más intenso de la película, ya que tenemos una voz que interviene en la historia y la armábamos y desarmábamos”, comenta Juan Carlos Lucas, director del proyecto cinematográfico “La afinación del diablo”, que se estrenará en la primera semana de setiembre en 16 países.

El trabajo, que se enmarcó dentro del formato docuficción, fue rodado a comienzos del 2018, fue ganadora del concurso de financiamiento de DocTv, que le permitió acceder a un monto de 70 mil dólares para la realización.

“La película dura 52 minutos que es el formato pedido por DocTv, que igualmente nos da la libertad de realizar nuestro corte un poco más extenso. Sin embargo, ha quedado seleccionado en un reconocido Festival de Cine documental en Buenos Aires con esta duración. Nuestra idea es realizar un cine itinerante por Paraguay, recorriendo varias ciudades, entre las que está Lima, San Pedro. Gran parte del rodaje se realizó allí porque ahí vivió Efrén Echeverría. Por el momento podemos anunciar que se exhibirá en el prestigioso ‘Festival del Lago’ de Ypacaraí el 16 de setiembre”, explicó el director.

La historia del filme se inicia con el rescate del arte del guitarrista popular Efrén “Kamba’i” Echeverría, que servirá como un elemento reactivo desencadenante para que un documentalista y un destacado discípulo del guitarrista emprendan un viaje que trate de arrojar luz sobre las tinieblas que rodean al fenómeno de la “afinación del diablo”. Esto los enmarcará en la búsqueda de un músico que vivió tiempo atrás, pionero en el estilo. Solo poseen un dato: su seudónimo, “Peloncho”, según refiere la sinopsis.

La película que será emitida a nivel local a través de Paraguay TV contó con el siguiente equipo técnico. Dirección de fotografía: Francisca Sáez Agurto, asistente de dirección: Sofía Paoli Thorne, Gaffer e Iluminación: Christian Núñez, Asistente de cámara: Aldo Núñez, Sonido directo: Rodrigo Burgos, asistente de sonido: Emanuel Burgos y producción de campo: Leticia Galeano.

“Particularmente es la primera vez que dirijo una película, siempre me tocó trabajar en producción. Realmente uno entiende desde este lugar todo lo complejo que es realizar una película. La carga que uno siente el exponer su mirada para compartir a los demás. Es una experiencia que te edifica como persona, pero que necesariamente debés pasar por un proceso de miedos e inseguridades para salir de la zona de confort”, agregó Lucas.