“Yo soy un faná­tico del cine”, expresó el realizador ovetense Hérib Godoy, en la amena charla con estudiantes de comu­nicación audiovisual y diseño gráfico, realizada el 6 de junio en la Universidad del Pacífico, en Asunción. “Cuesta mucho hacer esto y saber que la gente se va y se interesa. Es muy gratifi­cante”, agradeció el direc­tor de “Latas vacías” (2014) al compartir su experien­cia con su segunda película: “La redención”, que sigue en cartelera.

Godoy destacó que busca la “naturalidad absoluta” y que el “guion cierre cabos” para hacer cine, y resaltó que se requiere de pasión y crear un buen equipo para dedicar al menos tres años a una pro­ducción.

“Nos peleamos mucho por la cuestión política”, admi­tió el guionista Néstor Ama­rilla Ojeda, al describir la construcción de personajes y el diseño de la historia, que sigue a un excombatiente de la Guerra del Chaco (1932-1935) que décadas después busca a sus camaradas de pelotón para ayudar a una joven a encontrar a su abuelo. Ama­rilla relató que la idea nació tras un viaje de Godoy a Esta­dos Unidos, donde palpitó la nostalgia de cientos de com­patriotas. Justamente, este martes se recuerdan 83 años de la firma de la paz entre Paraguay y Bolivia.

También, el fotógrafo Marco Bogarín contó sobre el diseño de la imagen de “La redención”, y la productora Aline Moscato explicó que presupuestaria­mente se propusieron no pasar de un costo de 100 mil dólares, incluyendo los precios simbóli­cos, aunque en metálico no gas­taron más de G. 150 millones, con 23 días de rodaje, inclu­yendo una pausa de 8 meses, en el 2017. El montaje llevó tres meses. Tras su primera semana en cartelera, esta película para­guaya, hablada en guaraní, ya fue vista por casi 7 mil especta­dores, y prepara el videoclip de la música original “Un pelotón de humanidad”, con el grupo Purahéi Soul.

Dejanos tu comentario

13H

Ante el salvataje de Friedmann ¿sería válida la opción de que legisladores expulsados vuelvan a sus bancas?

Click para votar