A pesar de numerosas medidas destinadas a la contención del gasto público para el 2021, el presupuesto estatal destinará una cifra importante de recursos para las fuerzas públicas. Como se incorporarán más de 4 mil oficiales y suboficiales el año venidero, el Estado prevé aumentos de recursos financieros para el capítulo de seguridad, de acuerdo con lo que propone en el proyecto de ley de presupuesto.

Al tiempo que recortará fondos adiciona­les para los funcionarios estatales del área administrativa, canalizará más dinero para policías y militares, a fin de atender los requerimientos de ese delicado sector encargado de velar por la seguridad.

El documento actualmente en estudio en el Congreso prevé la suma de 4,9 billo­nes de guaraníes para policías y militares. De esa suma, 2,96 billones de guaraníes se canalizarán al Ministerio del Interior, en tanto que 1,89 billones se destinarán al Ministerio de Defensa Nacional para el pago de asignaciones a los militares.

Fuentes del Ministerio de Hacienda indi­caron que, en el marco de la seguridad ciu­dadana, el presupuesto prevé 1,6 billones de guaraníes para policías en turnos de ocho horas, lo que posibilitará tener dis­ponibles 125 efectivos policiales para cada 100.000 habitantes. Se prevén salarios para 4.181 nuevos oficiales y suboficiales que se incorporarán y fondos para capaci­tar a 1.937 oficiales y suboficiales.

En el capítulo relacionado a la lucha con­tra el narcotráfico, el presupuesto de seguridad incluye 62.500 millones de guaraníes para financiar 1.035 operativos que se tiene programado realizar contra ese delito el año entrante. En el presu­puesto destinado a la seguridad también se incluyen 33.660 millones de guaraníes para construir nuevas penitenciarías en Ciudad del Este y Emboscada.

Funcionarios del área económica indica­ron que este proyecto de presupuesto se ha elaborado con propósitos de austeridad de acuerdo a lo que se estiman serán las recau­daciones fiscales del año entrante. “Refleja la intención firme del Gobierno de gestionar responsablemente los recursos públicos, priorizando las funciones primordiales del Estado, además de las acciones y la nueva forma de pensar el presupuesto orientado a resultados”, indicó la fuente estatal.

También refirió que el proyecto pre­supuestario se elaboró en un contexto excepcional, incorporando las necesida­des prioritarias de gastos para garantizar la atención de la salud, la protección social y la reactivación de la actividad econó­mica. Dijo que con estas medidas se busca generar las condiciones para la protección del empleo y la recuperación del creci­miento económico con equidad.

Con relación a las medidas de austeridad que también contempla el proyecto de ley, el documento elaborado por el Ministe­rio de Hacienda quiere ahorrar 985.400 millones de guaraníes con las disposicio­nes de contención y reducción del gasto.

Solo con la suspensión de los pagos de subsidios y subvenciones a los emplea­dos públicos se estima tener un ahorro de 217.800 millones de guaraníes. Con la reducción de las remuneraciones adicio­nales, además de los recortes de pasa­jes, viáticos, combustibles y lubricantes que se pretende hacer el ahorro sería de 233.000 millones de guaraníes.

Entre las disposiciones de moderación económica contempladas en el proyecto de presupuesto fiscal, además de la pro­hibición de aumentos salariales, están la reducción de los cargos vacantes o el dife­rimiento de las vacancias y menores gas­tos en compras de papel y otros útiles.

Los técnicos del área fiscal explicaron que en el proyecto de presupuesto para el 2021 también se han recortado los gastos que se destinarán a las inversiones físicas. Con relación al presupuesto vigente, el del año venidero tendrá una reducción del 14% de recursos destinados para las obras públicas.

De acuerdo con las previsiones, se cree que la caída de los ingresos tributarios será algo más del 8% el próximo año, lo que ha obligado a las autoridades econó­micas a realizar recortes a su abultado presupuesto de salarios y gastos impro­ductivos, siguiendo la medida que se adoptó con la Ley de Emergencia que se aprobó como consecuencia de la lucha contra la pandemia. Los técnicos explica­ron que los recortes no se harán en el pre­supuesto destinado a policías y militares, que junto a salud, es uno de los sectores que no ha sido objeto de ajustes, debido a la necesidad de mejorar la seguridad pública.

Dejanos tu comentario

10H

¿El Cuerpo de Bomberos de Paraguay, debería seguir siendo voluntario?

Click para votar