A finales de octubre del 2018, cuando Rodolfo Friedmann ya ocupaba una banca en el Senado, la empresa de la cual era el principal capitalista, Eventos y Servicios SA (ESSA), se preparó para concursar en un millonario llamado público de la Itaipú Binacional para la provisión de servicios de preparación y distribución de lunch y su acompañamiento, en las oficinas de la margen derecha (lado paraguayo). El monto del contrato –que finalmente fue adjudicado a otra empresa– era de G. 2.528.080.000.

POR JORGE TORRES ROMERO

De acuerdo a los datos revelados por el que fuera principal socio de la firma, Hugo Alexan­der Torales, la intención de la empresa era expandir su radio de acción en el sector público, en donde las binacio­nales aparecen entre las más apetecibles por los montos que se manejan en los dife­rentes contratos.

Según los informes, Álvaro Alfaro, primo hermano de Friedmann, quien también se encuentra imputado en la causa por la Fiscalía, creó la firma la Negra Tomasa, que está a nombre de Lilian Leiva, esposa de Alfaro, quien se quedó con el 80% de las acciones de Torales en ESSA. El objetivo de la empresa ESSA era instalarse en Asunción en una alianza estratégica con la firma de Alfaro, con el objetivo de participar en licitaciones del departamento Central.

Álvaro Alfaro.

Esto se deduce de los men­sajes de audio remitidos por Alfaro a Torales en los que apunta a posicionar a ESSA entre los principales proveedores del almuerzo escolar en el país, ade­más de otros entes, como Itaipú Binacional. En este caso, según los mensajes de fecha 24 de octubre, Alfaro se encontraba preparando los papeles y las documen­taciones para presentar­los ante la binacional para lo cual se requería de la firma de Alexander Torales como presidente de ESSA y lo convocaron para reu­nirse en una escribanía. “¿Vos por dónde estás? Para poder hacer la certificación de estos documentos, para meter la carpeta en Itaipú lo que necesito”, dice Alfaro. Y en otro mensaje insiste: “¿Por dónde estás? Para poder encontrarnos por ahí y vamos a una escribanía, para autenticar las firmas y así mañana de mañana puedo llevar ya a Itaipú”.

No quedan dudas de que Alfaro se convirtió en el brazo ejecutor de su primo hermano Rodolfo Max Friedmann, según se reve­lan en la serie de audios de Whatsapp difundidos en el programa “La caja negra”, en los que se evidencia cómo el senador gerenciaba la empresa Eventos y Servi­cios SA (ESSA) para que siga ganando licitaciones para la provisión de almuerzo esco­lar en varios municipios, gobernaciones e incluso en la binacional.

Alexander Torales.

MÁS PODER EN LICITACIONES

“Después del 15 de agosto vamos a tener más poder”, le dice Alfaro a Torales, en otro audio, con el fin de espe­rar más tiempo para presen­tarse en las próximas licita­ciones. El senador disponía cuándo se debían realizar las protestas de los pliegos, por ejemplo, en una licita­ción en Paraguarí, y cuándo debían presentar documen­taciones para obtener la cer­tificación ISO 9001.

Desde la llegada de Fried­mann al Senado, conforme al relato del primo de este y también gerenciador de ESSA, se inicia un plan de expansión de los servicios proveídos por ESSA a otros municipios y gobiernos departamentales del país. El 16 de mayo del 2019, la empresa ESSA ganó un contrato de G. 11 mil millo­nes en la Gobernación del Guairá, cuando Friedmann era senador, además de otro contrato por valor de G. 16 mil millones en la Goberna­ción de Caazapá.

El 11 de octubre del 2018, Álvaro Alfaro, primo hermano de Rodolfo Friedmann, le envía un mensaje a Alex Torales, ex socio comercial de Friedman, en el que le aclara que el senador seguía en el Congreso y necesitaban su autorización para un pago que debía realizar la empresa ESSA.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar