La Fiscalía presentó anoche los avances de la investigación que está realizando con respecto al atropello y quema de un sector importante del Congreso Nacional ocurridos el pasado 31 de marzo y anunció la imputación de 16 personas que fueron identificadas como autores. La lista llega a 24, con los investigados por otros incidentes.

Los representantes del Ministerio Público, encabezados por el fiscal general Javier Díaz Verón, informaron que los imputados fueron reconocidos durante la pesquisa mediante el Departamento de Inteligencia de la Policía, el Laboratorio Forense de la Fiscalía y materiales facilitados por los medios de comunicación.

Anunciaron que fueron acusados por los delitos de daño a interés común, perturbación de la paz pública, amenaza de hecho punible e incitación a cometer hecho punible. Informaron que para varios de ellos solicitaron la detención y prisión preventiva y para otros la aplicación de otras medidas cautelares.

El dirigente liberal Stiben Patrón, junto a Efraín Alegre.foto:GENTILEZA
El dirigente liberal Stiben Patrón, junto a Efraín Alegre.foto:GENTILEZA

Entre los imputados se encuentran los ex diputados Paraguayo Cubas y Juan Manuel del Puerto, el dirigente liberal Stiben Patron, así como Juan Sebastián Radice y Roberto Rojas, entre otros. Durante la presentación de la Fiscalía, también informaron que 4 personas fueron identificadas como responsables de los ataques al edificio del diario ABC Color.

Acompañaron al fiscal general, el director de Gabinete Fiscal, Roberto Zacarías; los fiscales intervinientes, Aldo Cantero, Eugenio Ocampos, Estefanía González, Liliana Zayas, Lorena Ledesma, Hernán Galeano y Yolanda Portillo. Asimismo, la directora del Laboratorio Forense, Carmen Bogado.

Hasta el momento ni una solo persona fue detenida por los hechos vandálicos cometidos en el Parlamento que fueron protagonizados por un descontrolado grupo, luego de rebasar la guardia policial y en momentos en que un carro hidrante quedó sin agua. En la ocasión, la turba se enfrentó a los agentes policiales a pedradas y otros objetos contundentes que arrancaron de la valla protectora para romper los cristales del edificio del Congreso para ingresar y prender fuego. Alrededor de 37 personas fueron heridas esa noche durante la represión de los agentes policiales en la Plaza de Armas.