Los once ediles que aprobaron hoy la intervención del municipio de Lambaré tuvieron que salir escoltados y en un vehículo blindado del GEO para evitar los escraches.

Los concejales lambareños no pudieron sesionar en la sede municipal debido a que los manifestantes, que serían partidarios del intendente Armando Gómez, impidieron esta tarde que ingresaran al recinto.

Por esa razón tuvieron que pedir resguardo a la Comisaría 4ª Central, ubicada a unos 50 metros del local comunal. Allí, en medio de un fuerte dispositivo de seguridad los concejales tuvieron quórum y sesionaron para decidir la intervención de la Municipalidad de Lambaré.

Luego de esta sesión, los concejales no pudieron salir, debido a que los manifestantes se los impedían. Hubo conatos de violencia e incidentes luego de conocerse la decisión de la Junta Municipal.

La Policía, que desplegó un contingente de cascos azules, tuvo que actuar para devolver cierto orden y cierta tranquilidad a la zona, que es muy concurrida en horas de la tarde y noche.

Finalmente, gracias un vehículo blindado del Grupo Especial de Operaciones (GEO), de la Policía Nacional, los ediles pudieron abandonar el local de la comisaría lambareña.

La fiscala Blanca Agüero indicó que se logró identificar a los manifestantes que protagonizaron desmanes y aseguró que aquellos que fueron individualizados serán imputados por perturbación de la paz pública.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar