El presidente de la República brindó su apoyo a su ministro de Justicia, Julio Javier Ríos, blanco de las críticas tras la matanza en el penal de San Pedro, al señalar que el problema es de larga data. Al tiempo de anunciar que se acelerará la construcción de cinco penitenciarías, se mostró a favor de que militares participen en la seguridad de algunas prisiones.

Tras una reunión de su gabinete en el Palacio de López, el mandatario dio la cara este martes para hacer algunos anuncios. Entre los más importantes tienen que ver con la construcción de las cinco cárceles para agregar al sistema penitenciario y aliviar así el hacinamiento en los reclusorios. Así también, dijo que está a favor de militarizar parcialmente los penales del país.

Le dio un rotundo respaldo a su ministro de Justicia. Ante la consulta periodística, Mario Abdo señaló que Ríos “va a seguir” en el cargo, y aseguró que el “problema que tenemos es un problema histórico. Es una herencia la falta de inversiones en sistema penitenciario”, aseguró el mandatario.

“Vamos a dar cobertura principalmente en algunas penitenciarías como se hizo en el pasado. Vamos a tener como refuerzo a los militares en algunas penitenciarías y vamos a darle una cobertura a través de una ley a las Fuerzas Militares”, aseguró el jefe de Estado, quien coincidió de esta manera con las expresiones de su ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, quien también abogó por la capacitación de efectivos militares.

“Claro que se debe empezar a construir una política pública que mejore nuestra capacidad penitenciaria y lo vamos a hacer, pero eso va a llevar su proceso. En 8 meses no se pueden solucionar negligencias y falta de inversión que tuvimos por años”, aseguró el mandatario.

Explicó que en los próximos días se van adjudicar tres nuevas penitenciarías y que se van a buscar recursos. “Cuando yo llegué al poder ya había una superpoblación importante en todas las penitenciarías que estaban casi el doble de la capacidad que tienen”, recordó, al tiempo de señalar que las inversiones en la infraestructura no se han correspondido con el crecimiento de la población penal.

Asimismo, el jefe de Estado salió al paso de los reclamos de los guardiacárceles, que amenazan con ir a un paro si no se aumenta la cantidad de efectivos. Abdo señaló que se hizo un esfuerzo para darles un salario mínimo y que ahora, desde julio o agosto, contarán con seguro médico, aunque admitió que la cantidad de guardiacárceles son insuficientes.