Óscar “Tacuara” Cardozo apareció en Tuyucuá para rescatar a Libertad de la crisis que conlleva en el inicio del segundo semestre. El magnífico artillero firmó dos goles para la goleada Gumarela 3-0 sobre Guaraní.

El equipo de Eduardo Villalba por fin puede sonreír en serio en el segundo semestre. Si bien ya había ganado, por cierto apenas en la Copa Paraguay, a Libertad le urgía una victoria en el Clausura, para recuperar la moral y convencerse de que tiene un gran equipo para pelear por el cetro.

Guaraní protagonizó uno de sus peores partidos de la era Azconzábal. Si bien comenzó mejor, con mayor movilidad y dinámica, el problema fue el de siempre, la falta de peso en ofensiva. El Aurinegro trata de ser posesivo con hombres muy líricos en el mediocampo y a la hora de perder la pelota, es avasallado. El único hombre ambientado a la marcación, fue Luis de la Cruz, demasiado solo para cubrir espacios, el resto de sus “apoyos”, Bogarín y Redes, solo están acostumbrados a atacar

Libertad se fue asentando con el correr de los minutos, con el charrúa Arévalo Ríos como eje y los chicos, Espinoza y Franco siendo punzantes. “Coche”, fue el más desequilibrante y fue astuto para encontrar el espacio vacío por detrás de De La Cruz.

A los 36 minutos, “Tacuara” Cardozo se avivó. Mientras sus compañeros reclamaban la distancia de la barrera, el “9” aprovechó la distracción de aurinegra y clavó un exquisito tiro libre. El gol fue válido, porque el juez José Méndez ya había autorizado la jugada.

En la complementaria, el equipo de Eduardo Villabar sentenció antes del cuarto de hora. Guaraní trató de ser paciente, pero con muchos espacios atrás. El Gumarelo robó un balón cerca del medio terreno y el chico Iván Franco llevó el balón y tres hombres consigo. Con mucha calidad, sirvió solo a “Tacuara”, quien acompañó la jugada y como todo artillero, Cardozo no falló para quebrar una vez más a Víctor Centurión.

Con el 2-0, Guaraní ya se rindió, pero quedaban mucho por jugar. Las ideas escasearon en el Aurinegro y la desesperación era cada vez mayor.

Y para que no hayan dudas de la victoria clara, apareció Antonio Bareiro para ponerle el rótulo de goleada. El “Demonio” picó al vacío, aprovechó una gran habilitación de Arévalo Ríos y con suavidad colocó por encimad el portero legandario. 3-0, incuestionable.

Libertad consiguió su primera victoria en el campeonato y tanto el plantel como Eduardo Villalba se toman un respiro de la gran presión que venían soportando. Además sirve en lo moral para los próximos partidos del Clausura y la revancha ante Boca.

Detalles

Estadio: Nicolás Leoz.

Árbitro: José Méndez.

Asistentes: Roberto Cañete y Diego Silva.

Cuarto árbitro: Rodrigo Serafini.

Goles: 36′ y 57′ Óscar Cardozo y 70′ Antonio Bareiro (L)

Amonestados: Candia (L); Cabral, Benítez, Passerini

Alineaciones

Libertad: Rodrigo Muñoz; Luis Cardozo, Paulo da Silva, Antolín Alcaraz y Salustiano Candia; Iván Franco (65′ Antonio Bareiro), Cristian Riveros, Egidio Arévalo y Matías Espinoza; Juan Salgueiro; Óscar Cardozo (84′ Wilson Leiva).

Guaraní: Víctor Centurión; Robert Rojas, Ramón Martínez y Luis Cabral; Rodney Redes (74′ Brahian Ayala), Luis de la Cruz, Rodrigo Bogarín y Gabriel Esparza; Rodolfo Gamarra (61′ Orlando Gaona) y Epifanio García (53′ Lucas Passerini)