Ginebra, Suiza | AFP.

El Mánchester City, que se enfrentaba a una posible sanción por haber fichado hace dos años al joven jugador argentino Benjamín Garré, cuando era menor de edad, fue absuelto este martes por el Tribunal Arbitral de Deportes (TAS), escapando así de la prohibición de realizar fichajes.

La denuncia fue interpuesta por Vélez Sarsfield en 2016, en protesta por el fichaje de Benjamín Garré, uno de sus talentos más prometedores, por el club de la Premier League, estimando que la operación iba en contra del reglamento internacional en materia de fichajes.

El City contactó con Garre cuando el jugador tenía 15 años, y su contrato fue firmado a la edad de 16 años.

Una primera decisión de la FIFA había rechazado las quejas de Vélez, pero el club argentino apeló entonces al TAS.

La instancia jurídica del deporte dio finalmente la razón al Mánchester City, arguyendo que dado que Garre tenía un pasaporte italiano, la firma de su contrato fue conforme a las reglas internacionales, que autorizan los traspasos de menores en el seno de la Unión Europea.

“El recurso interpuesto el 16 de diciembre por el club Atlético Vélez Sarsfield (...) es desestimado”, indicó el TAS en un comunicado.

Si hubiera sido condenado por el TAS, el City habría sido privado de fichar en los dos próximos ‘mercatos’.

Los últimos años, Real Madrid, FC Barcelona y Atlético de Madrid cumplieron sanciones por infracciones parecidas en materia de fichajes de menores de 18 años.

Pep Guardiola, tiene así vía libre para seguir reforzando a su equipo, proclamado campeón de la Premier League el pasado domingo.

Garré, de 17 años, aún no ha debutado por el primer equipo del City, pero milita en el filial de los ‘Citizens’.