El rally Dakar es considerado, por historia y experiencia, la prueba automotor más desafiante, dura y difícil del mundo. Desde sus inicios entre África y Europa hasta su llegada a Sudamérica en 2009, cargó consigo a los mejores pilotos, dejando a muchos de ellos sin posibilidad de terminar y mucho menos ganarlo.

Ese no es el caso de Nelson Sanabria, que desde el 2014 se lanzó a la aventura de recorrer sus rutas a bordo de un cuadriciclo. En aquella edición, Beto Recalde y Carlos Zarca, en autos, lo acompañaron como los primeros paraguayos en competir en el Dakar.

Pero quien popularmente es conocido como "La Rubia" fue el único de los dos compatriotas que terminó la carrera, una historia que se repetiría en las siguientes cuatro ediciones.

Es que Sanabria no solo volvió a presentarse sino que se convirtió en el único piloto paraguayo en competir y completar las últimas cinco ediciones, incluido un cuarto puesto en la clasificación general en el 2015.

Es más solo en su debut, "La Rubia" finalizó fuera del Top ten (12°). Además del cuarto puesto mencionado antes, en 2016 fue séptimo, en 2017 terminó octavo y este año se retiró ocupando nuevamente la séptima posición general.

De menos a más

El Dakar 2018, que empezó en Perú (los organizadores querían volver a las temidas dunas), pasó por Bolivia y finalizó como siempre en Argentina (aunque ya no en Buenos Aires sino en Córdoba), fue una verdadera remontada para Nelson Sanabria.

El paraguayo había comenzado muy bien, terminando en el 14° puesto la Etapa 1, pero una penalización lo bajó al puesto 36 de la clasificación general, por lo que tuvo que doblegar esfuerzos para recuperar todo el terreno perdido.

Si a eso le sumamos el hecho que varias etapas fueron anuladas por condiciones climáticas, todo se volvió mucho más complicado.

Pero como buen guerrero guaraní que nunca se riende, Nelson Sanabria aceleró a fondo, superó todo tipo de terreno, dejó atrás el cansancio físico y mental y se convirtió en gran protagonista del Dakar 2018 en sus últimas etapas.

Así, los segundos puestos conquistados en los últimos días le permitieron alcanzar y mantener la séptima posición en la general, clasificación con la que se despidió del Dakar, pero solo en esta categoría.

No cabe duda que desde el próximo año lo volveremos a ver siendo protagonista, llenando de orgullo al pueblo paraguayo, pero ya dentro de otra categoría.

¡Gracias Rubia por tanta entrega y pasión!