La Asociación Paraguaya de Fútbol (APF) no está viviendo sus mejores días, tanto a nivel deportivo con el andar de la Albirroja como a nivel imagen, con las posturas tomadas como institución y por su propio presidente.

Semanas atrás, Robert Harrison fue duramente criticado por haber publicado un mensaje en el que expresaba su apoyo al defensor Pablo Aguilar, que fue suspendido un año en México, por haber agredido a un árbitro.

Ante la lluvia de mensajes, el presidente de la Asociación tuvo que borrar el mensaje y ensayar una explicación en la que confusamente decía que no estaba de acuerdo con lo hecho por el jugador sino que lo respaldaba a él.

Futbolistas como Julio Irrazábal (Deportivo Capiatá) y Roberto Ovelar (Junior de Barranquilla) hicieron un llamado a que no se dispute la fecha, en el caso del primero, y a que los futbolistas se manifiesten de alguna manera, como pidió el Búfalo.

Sin embargo, el único que hizo algo al respecto fue el club Olimpia, que este domingo saltó al campo de juego con una pancarta en la que se brindaban los pésames por Rodrigo Quintana, así como se pedía paz para el Paraguay.

Este hecho volvió a colocar a la Asociación Paraguaya de Fútbol en el ojo de la tormenta.

¿Por qué?

Porque se supo que, tal y como indica el reglamento interno, deberá sancionar al club Olimpia por haber exhibido un cartel sin autorización del Comité Ejecutivo y, sobre todo, porque el mismo contiene un "mensaje político".

La noticia la confirmó el propio presidente franjeado Marco Trovato, quien justamente asumió la responsabilidad de haber permitido la exhibición de la pancarta sin autorización.

"Sabíamos que estábamos infringiendo un reglamento interno de la Asociación, no tenemos porqué ocultar, porque pedimos autorización y nos negaron. Pero yo asumo la responsabilidad como presidente de club", afirmó Trovato en declaraciones a la 730 AM.

A diferencia de lo que argumentaron desde la Asociación, el titular franjeado aseguró que "no era un cartel político, totalmente alejado de la política". "Lo único que hacíamos era pedir paz. La política no está en nuestra área de influencia", agregó.

El “no” de Sosa Jovellanos

El delegado del Olimpia, Raúl Silva, confirmó lo dicho por Trovato, detallando que él mismo se comunicó con Carlos Sosa Jovellanos, presidente del Consejo de la División Profesional, "conforme establece el reglamento".

"Le envié un mensaje y él se comunicó conmigo por teléfono. Me explió que no se autorizaba y yo le comuniqué a la directiva y al presidente, quien autorizó sacar la pancarta porque quería enviar un mensaje de paz", explicó, en declaraciones al "Cardinal Deportivo".

Silva agregó que Sosa Jovellanos incluso vio la pancarta antes de que fuera exhibida: "Le pasé la foto por mensaje y me dijo que, en consulta con el presidente (Harrison), al fútbol no podemos involucrarlo en política, porque está prohibido por estatuto".

Ante esto, el delegado franjeado recordó que "el fútbol es el evento que a más hogares llega en el territorio de la República y esto está lejos de ser un mensaje político. Es un mensaje de paz, que es genérico y nos ratificamos que queremos paz para el Paraguay".

Veedor sorprendido

Armando Cristaldo, veedor del partido entre Sol de América y Olimpia, fue el encargado de presentar en su informe que el conjunto franjeado ingresó al campo de juego con una pancarta que no había sido autorizada.

De hecho, cuando se vio sorprendido por la situación se puso en contacto con sus superiores, quienes le "informaron que ningún cartel estaba autorizado y que el Olimpia no solicitó la exhibición de un cartel".

Aún así, no pudo impedir que los jugadores lo mostraran "porque la gente del Olimpia lo tenía guardado". "Para mí estaba bien estudiado, porque cuando posaron para los fotógrafos corrieron dos auxiliares del club y extendieron el cartel", relató.

César Diesel, miembro del Tribunal Disciplinario de la APF, no quiso "entrar a analizar" el trasfondo del mensaje exhibido en el cartel. "Solo voy a revisar lo que objetivamente ocurrió, si realmente no hubo autorización", afirmó, adelantando que tal vez el Olimpia reciba una sanción económica.