La repetición de los términos asociados a innovación obligan a la industria tecnológica a renovarse de una manera distinta, eso explica en parte cómo gigantescas multinacionales apuestan a seguir los pedidos de sus clientes antes que a ideas absolutamente disruptivas.

Consumer Electronics Show, Las Vegas, Nevada

Mike Silvero (Enviado Especial)

"Lo que nos interesa es satisfacer las necesidades del usuario", responde Tyrone Liu, responsable de la operación de Huawei en la región ante la consulta sobre las novedades de su más rimbombante lanzamiento en el CES, el Mate 9, un teléfono de alta gama con prestaciones nunca antes vistas en un dispositivo del fabricante chino.

David Moheno, uno de los pocos directivos de hablahispana de la firma, no tardó mucho en señalar durante su presentación los tres problemas fundamentales que los usuarios de smartphones señalan sobre los teléfonos; envejecimiento del desempeño, la corta duración de la batería, y que la cámara sea solo de capacidad regular.

El desarrollo del Mate 9 tuvo precisamente la búsqueda de mejorar esas prestaciones como su ambición mayor. ¿El resultado? El procesador más veloz jamás desarrollado por Huawei en primer lugar, una batería de autonomía de dos días y una cámara dual codesarrollada con el mítico fabricante alemán Leica.

Tres claves

Sin perdernos en tecnicismos, el primer punto hace referencia al Kirin 960, el procesador que redujo el consumo de poder en un 15% en relación a su antecesor, y que aumenta en 180% el procesamiento de gráficos también en relación al Mate 8.

La batería tiene una autonomía extendida y un sistema de carga y autorregulación de voltaje que permite que en media hora, el 58% de la energía se haya recuperado, lo cual representa más de un día de autonomía. Durante el Keynote en el Caesares Palace, la referencia a sus adversarios; Samsung y Apple, no se hace esperar.

Lo relacionado a la cámara queda al arbitrio del usuario en cuanto a tonalidades, pero lo indiscutible es que la cámara dual Leica permite obtener más detalles de luz y sombra, para una imagen más nítida. El reenfoque posterior a la toma de fotos es posible mediante la captura vía una lente RGB de 12 Megapíxeles y otra monocromática de 20 MP. Es decir, imagen no degradada a escala de grises, y claro está, filmación de vídeo en 4K.

Socios

Asociarse a otras empresas es un camino por el que avanzan incluso tradicionales firmas de la industria tecnológica. Huawei obtuvo este año por primera vez reseñas positivas de la muy crítica prensa especializada alemana. El desarrollo en conjunto con Leica, mucho tienen que ver con este cambio y aceptación del producto de origen chino.

También Huawei se asoció a Amazon y a su producto estrella Alexa, para ofrecer un sistema de control y asistencia personal por primera vez en un smartphone.

La postura de la empresa asiatica pasa por pararse en ser únicos en su oferta, es lo que Richard Yu, máximo responsable de la firma en el evento, se encargó de destacar a lo largo de las jornadas del CES.

La importancia de la región

América Latina representa 10% del mercado global de Huawei, un grupo con un crecimiento asombroso, no solo demostrado en balances e inversión publicitaria, sino también en acciones que de otro modo no tendrían forma de sostenerse, como es la invitación a más de 50 periodistas latinoamericanos a viajar a Nevada para el lanzamiento de un producto.

El interés de Huawei -que vendió 12 millones de equipos en Latam en 2016- pasa por crecer en el campo premium, allí donde los teléfonos tienen un precio de entre 500 a 700 dólares. Lo más alto del consumo. Allí es donde el Mate 9, con sus casi 6 pulgadas y 64 GB de memoria, tendrá que desenvolverse por encima de sus competidores; la golpeada Samsung y la muy estática Apple.

Si en algo coinciden todos los directivos de Huawei es que la clave del crecimiento de una marca que hace una década no tenía relevancia en el rubro a ser una de las líderes del mercado es en la investigación. Con más de 180 mil empleados a nivel mundial, más de la mitad se dedican solamente a la búsqueda de mecanismos para mejorar la experiencia del usuario.

En América Latina, Huawei tiene al menos 5.000 empleados y el Mate 9 deberá estar disponible en Paraguay en las próximas semanas, mediante venta directa así como a través de los operadores, con los que la firma tiene una buena relación que incluso les permite disponer de una plataforma para juegos denominada HiGame, libre de anuncios y con sistemas de pago asociados a Claro y Tigo.

El fútbol como canal de masificación

No sería del todo raro tampoco que a medida que avancen los meses del 2017 Huawei anuncie algún tipo de alianza con clubes de fútbol como ya lo hizo con Santa Fe en Colombia y River Plate en Argentina. Jerry Huang, directivo de la firma resaltó que el fútbol tiene una conexión muy fuerte con la gente en América Latina y que los equipos de fútbol muestran valores que la marca persigue; esfuerzo en equipo y sacrificio. Por lo demás, ya uno de los mejores jugadores del mundo, Lionel Messi, es embajador de la empresa.

El CES, un evento único, pero repetido

Con casi 200 mil metros cuadrados de exhibición, el CES alberga hasta hoy además de a Huawei, a las principales marcas tecnológicas a nivel mundial; Samsung, Sony, Toshiba, Panasonic, Nikon, Polaroid, así como a startups, fabricantes de drones, chips, equipos de realidad virtual, entre otros.

Pero lejos de la novedad de algún producto en particular, más allá del discutible regreso del Blackberry mediante Alcatel o de algún producto de tono simpático, las firmas se muestran más interesadas en mostrar su propia evolución en relación al año anterior antes que algo revolucionario.

El televisor más fino, la pantalla más grande, el chip más rápido, son parte del frecuente discurso tecnológico en un mundo donde la inteligencia es cada vez más artificial y los objetos antes inanimados o que requerían pleno manejo humano; electrodomésticos, sensores, etc., se van convirtiendo a pasos rápidos y silenciosos en parte de nuestro día a día, desde el hogar, hasta en el auto, en las ciudades o simplemente en la extensión de la mano hábil.

Al cierre de la jornada casi 200 mil personas visitarán esta feria que contó con participación de miles de empresas exhibiendo sus productos, casi 10 veces más periodistas que los Juegos Olímpicos y una representación de más de 150 países, en un evento que año a año va destacando más su evolución y ya no tanto la revolución.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar