"Reconocemos la problemática social y la demanda justa por el caso Guahory", manifestó Justo Cárdenas, titular del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (INDERT).

No obstante, lamentó que la causa navegue en aguas de manipulación y contaminación política, que cuestan sortear.

Estas declaraciones las dio luego de la reunión que mantuvo con los miembros de la Comisión Permanente del Congreso.

Dijo que el Gobierno se encuentra firme en la posición que adoptó desde un principio. Sostuvo que es cuestión de tiempo para tener un desenlace feliz. Añadió que están últimando las diligencias en favor del sector del campesinado, el más vulnerable del Paraguay.

"No es necesario que tengamos que llegar a niveles de violencia de años anteriores, para solucionar el conflicto", subrayó el secretario de Estado.

Reiteró su critica al sector que pretende desestabilizar el buen trabajo hecho por el gobierno -actual- y aseguró seguirán trabajando para los compatriotas del campo.

Igualmente, Cárdenas solicitó el apoyo del parlamento para solucionar el conflicto de las tierras en la zona de Guahory.

Tres aristas

Detalló que ya se firmó un acuerdo, que gira en torno a tres aristas principales; recuperación de tierras, reubicación y compra de otra parcela para más familias.

Seguidamente, señaló que en la nueva colonia ya estan ubicadas alrededor de 25 familias.

Evitar la manipulación

Por su parte, el diputado colorado Ariel Oviedo, sostuvo que su idea principal es evitar que el caso de Guahory sea utilizado de manera política. Acotó que esto va mucho más alla de cualquier interes que podría existir.

"Es una cuestión de derechos humanos", aseguró.

Sentenció diciendo que están trabajando firmemente en lograr la paz en la citada zona.

Dejanos tu comentario

13H

El MEC determinó que todos los alumnos de primaria pasen de grado este año, incluso los que reprobaron materias ¿está de acuerdo?

Click para votar