Más de 20 años en el ambiente musical y la “Material Girl” muestra su resistencia con un emblemático discurso en los premios Billboard.

Definitivamente el 2016 fue un año con altas y bajas para la reina del pop, víctima de los malestares de la globalización, la demanda de un mercado que esta obsesionado por la instantáneo y el culto a la apariencia joven fue objeto de duras críticas durante el transcurso del año.

© GETTYIMAGES

1/1 © GETTYIMAGES

"Te criticarán, te vilipendiarán y definitivamente no pondrán tus canciones en las radios", alegó la Reina del Pop sobre la situación a la cual está haciendo frente al ser considerada por varias emisoras como un un producto "viejo" para las masas. "La gente dice que soy controvertida, pero en realidad lo único controvertido que he hecho fue quedarme demasiado tiempo".

"Sí eres una chica sexy, tienes que seguir el juego. Te está permitido ser guapa, atractiva todo el tiempo. Pero no seas demasiado inteligente y por supuesto no tengas una afirmación que no reafirme el status quo, puedes convertirte en un objeto para los hombres y vestir provocativamente. Pero no te apoderes de tu sexualidad".

"Tienes que ser lo que los hombres quieren que seas, pero sobre todo, ese tipo de mujer con la que otras mujeres se sienten cómodos cuando están ante otros hombres. Y finalmente, no envejezcas. Envejecer es un pecado" aseguró Madonna.

La diva también hizo una retrospectiva al pasado cuando mencionó su matrimonio con el actor Sean Penn tras cuya disolución llegó a uno de sus peores estados anímicos. "Años después, divorciada y soltera -lo siento Sean- hice mi álbum Erótica y publique mi libro SEX. Recuerdo estar en los titulares de cada revista y periódico. Todo lo que leía sobre mí era dañino, me llamaban buscona o bruja".

"Soñaba con tener una amiga mujer a la que pudiera llamar en busca de consuelo. Camila Paglia, la famosa escritora feminista dijo que había dado un paso atrás convirtiéndome en un objeto sexual. Pensé: 'Ay claro, que tú eres feminista, tú no tienes sexualidad, la niegas'. Así que me dije a la m*** soy un tipo diferente de feminista. Soy una mala feminista".

¿Es Madonna un alegato feminista?

Esa respuesta quedará al juicio individual de cada uno pero lo que sí somos conscientes es que la diva conoce exactamente el terreno de la industria -lo suficiente- para reinventarse tantas veces y seguir ahí resistiendo a la demanda del mercado por tantos años.

[playlist type="video" ids="344200"]