La ministra de Relaciones Exteriores de Argentina, Susana Malcorra, informó ayer que su país asumirá la presidencia pro tempore del Mercado Común del Sur (Mercosur) el 1 de enero del 2017. La canciller hizo el anuncio durante su visita a Brasilia, Brasil, donde se reunió con su homólogo brasileño, José Serra, según informaron medios brasileños.

La instalación en el mando se realizará sin la Cumbre de Jefes de Estado de los integrantes del bloque regional, como ha sido habitual hasta diciembre del año pasado, en Asunción, cuando Paraguay entregó el turno a Uruguay.

La canciller argentina manifestó en este sentido, que los cancilleres de los países miembros del bloque regional ya mantendrán una reunión en Buenos Aires el próximo miércoles 14 de diciembre, ocasión en que abordarán cuál será el plan de trabajo para el 2017. Sostuvo durante una conferencia brindada conjuntamente con Serra, que el principal objetivo del Mercosur será acelerar el proceso de negociaciones del Tratado del Libre Comercio (TLC) con la Unión Europea.

La jefa diplomática argentina indicó que el bloque regional debe tomar como una ventaja teniendo en cuenta la decisión del presidente electo de los Estados Unidos de America, Donald Trump, de frenar los acuerdos bilaterales de su país con la UE. "La llegada de Trump puede interrumpir las negociaciones entre los Estados Unidos y la Unión Europea, y queremos aprovechar la oportunidad para mover la agenda del Mercosur lo más rápido posible", indicó.

Con respecto a la situación de Venezuela en el grupo regional, la canciller señaló que el gobierno encabezado por el presidente Nicolás Maduro no fue suspendido del bloque, sino cesado de sus derechos por el incumplimiento de las normas establecidas en el Protocolo de Adhesión, de acuerdo con la decisión de los países miembros, Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.